Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Kardashian y Kanye West ya son papás primerizos

Kim Kardashian y Kanye West ya son papás primerizosGtres

Kim Kardashian , de 32 años, y Kanye West , de 36 son oficialmente padres primerizos. La pareja recibió a su primer hijo la madrugada del 15 de junio y tanto el bebé como Kim se encuentran perfectamente.

Kim no podía esperar más para tener a su hijo y después de un embarazo lleno de altibajos, por fin ha dado a luz en el hospital Cedars-Sinai Hospital de Los Ángeles a la 1:30 de la mañana de este sábado.
La llegada de este niño al mundo hizo que Kanye cancelara su aparición en su propia fiesta de lanzamiento del disco la noche anterior, el 14 de junio, cuando Kim le dijo que sentía que llegaba el momento de dar a luz.
A pesar de que los orgullosos padres han estado juntos durante más de un año, pasaron la mayor parte de su embarazo distanciados. Kanye estaba en París con la grabación de su álbum, mientras Kim se quedó en Los Ángeles, cerca de su familia recibiendo su apoyo.
Ahora que el bebé ha llegado, la pareja vivirá en la casa de Kris Jenner en Los Ángeles, mientras esperan su nueva mansión en Bel Air que les ha costado la friolera de 9.000.000 de dólares y aún está por terminar.
Por el momento vivirán con la feliz abuela, porque ¿qué mejor que una madre experimentada para ayudarles en los primeros meses con los cuidados del bebé?
No cabe duda de que Kim está realmente emocionada por ser mamá después de todo, pero si es cierto que ha tenido un embarazo, cuanto menos movidito. Ella misma afirmó que su embarazo había sido muy doloroso y que sufrió varias complicaciones en temas de salud que no la permitieron disfrutar de él todo lo que la habría gustado.
Además de sus problemas de salud, también se ha tenido que enfrentar a las duras críticas constantes por su aumento de peso y algunos de los "looks" que ha lucido cuando estaba embarazada. Su exmarido tampoco ha colaborado nada para el bienestar de Kim y la hizo una canción con duras rimas muy poco sutiles a modo de insulto y ofensa que como era de esperar no le sentó nada bien. Pero todo eso ahora ya no importa ya que tiene a su bebé entre sus brazos y es lo más bonito que puede tener. Solo queda disfrutar de él y celebrar esta nueva vida.