Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Keylor Navas disfruta de un romántico almuerzo con su mujer Andrea

Keylor Navas, portero del Real Madrid, triunfa también en el amor. El guardameta merengue no solamente cosecha éxitos como jugador de fútbol, también disfruta del éxito familiar, y es que ha formado una maravillosa familia junto a su mujer Andrea y sus hijos Daniela y Mateo.
Aunque Keylor y su familia llevan instalados en España desde que en el año 2010 el guardameta fuera fichado por el Albacete, fue a raíz del último mundial cuando el nombre del jugador comenzó a sonar con más fuerza. Su actuación con la selección de su país, creando lo que los medios deportivos bautizaron como 'El muro Navas', le convirtió en una de las estrellas del Mundial 2014, por lo que le llovieron ofertas varios de los clubes más importantes de Europa.
Finalmente el portero que hasta ese momento militaba en el Levante, aterrizaba en la capital causando un gran revuelo, ya que venía a ocupar una portería que hasta ahora tenía el nombre de Iker Casillas. Fue el propio Keylor el que informaba entonces de su llegada a través de sus redes sociales: "Ya en Madrid, ¡Gracias a Dios! Pura Vida".
Tras dos años en el Real Madrid, muchos han sido los reconocimientos que ha recibido. El último, el galardón al mejor futbolista iberoamericano del 2016 que entregaba la Agencia de Noticias EFE.
"Quiero agradecer a Dios por la bendición de la vida, la salud es lo más importante para conseguir eso. Es un honor representar a Costa Rica y jugar en el Real Madrid. En momentos como este me doy cuenta de que vale la pena luchar y sufrir. Quiero agradecer a mis compañeros del Madrid y de la selección que han estado en los momentos difíciles" reconocía el arquero tras recibir el galardón.
Para celebrar este día tan especial, el matrimonio aprovechó que sus hijos se encontraban en el colegio y disfrutaron de un romántico almuerzo en un conocido restaurante de Madrid. Iban elegantemente vestidos. Él con traje chaqueta, chaleco, corbata beige y zapatos con tachuelas. Por lo que respecta a Andrea, estaba espléndida con un pantalón, chaqueta, blusa blanca, corbata negra y sandalias de altísimo tacón con plataforma.
Tras el almuerzo, se marcharon juntos a casa para continuar con la celebración en compañía de sus pequeños Daniela y Mateo. Fue en ese momento cuando el futbolista y su mujer derrocharon generosidad. Él con el aparcacoches y ella con un indigente al que dio una moneda de 2 euros.