Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kate Winslet blinda su contrato con L'Oreal con una cláusula contra el retoque fotográfico

Kate Winslet firma contrato con L’Oreal tras acordar una cláusula contra el retoque fotográficoREUTERS

La famosa actriz inglesa, Kate Winslet, de 40 años de edad y madre de tres hijos, ha sido la última figura pública en declararle la guerra al retoque fotográfico después de firmar una novedosa cláusula en su nuevo contrato con L'Oreal, una de las marcas de cosméticos más famosa del mundo. En ella, especifica que sus imagénes estarán libres de retoque digital y no serán sometidas al tratamiento con Photoshop.

Lo denunció la actriz española Inma Cuesta y lo han hecho con anterioridad otros rostros conocidos incluso en el panorama internacional: 'hay que parar con el abuso del Photoshop'.
La última en reivindicar que la belleza sea plasmada al natural sin hacer uso del retoque fotográfico para cubrir imperfecciones o moldear la figura ha sido la actriz inglesa Kate Winslet, que se ha asegurado de que en su último contrato se incluya una cláusula para impedir que se use Photoshop en sus imágenes.
Con 40 años y tres hijos, Kate está cansada de verse en un cuerpo que no es suyo como consecuencia del tratamiento digital de las fotografías. Lleva años luchando por la ausencia de retoques y denunciando que en sus campañas publicitarias con frecuencia alisan su cara y reducen su cuerpo.
Ahora, finalmente ha conseguido decir "basta". Acaba de firmar un contrato con L'Oreal, una de las mayores marcas de cosméticos del mundo, con una novedosa cláusula orientada a cumplir su deseo.
"Estas son mis arrugas y este mi cuerpo", afirma a la vez que asegura sentirse responsable de todas las mujeres jóvenes que son engañadas a través de imágenes idílicas que en realidad no son auténticas.
"Solo puedo hablar por mí misma y hacer lo que considero que es importante para mí. Espero que otras personas puedan seguir el ejemplo pero realmente siento que esto es importante para mí porque creo que tenemos una responsabilidad con las generaciones de mujeres más jóvenes", afirma en declaraciones recogidas por E! Online.
La lucha contra el producto más famoso de Adobe continúa, y parece que no terminará fácilmente bajo el amparo de famosos reconocidos como Kate.