Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karrueche Tran consigue una orden de alejamiento contra Chris Brown

El juez que lleva la denuncia presentada por la modelo Karrueche Tran contra el cantante Chris Brown ha decidido concederle una orden de restricción para los próximos cinco años. El músico amenazó con violencia a su expareja después de la ruptura y le exigió que le devolviera el dinero y los regalos que le había hecho durante su relación, según el testimonio de la propia víctima durante su sesión oral en corte judicial.
Karrueche señaló que la estrella musical le exigió los anillos del diamante que le regaló. Ante su negativa, el artista de 28 años se volvió muy agresivo contra ella. La joven, que reveló haber sido golpeada por su pareja, desveló algunos de los mensajes vía móvil que recibió después de finalizar su relación, como uno en el que supuestamente Brown amenaza con dejarla fuera de la vida social: "No estoy siendo amable contigo, si te veo en público de nuevo y estoy allí haré que me odies aún más, voy a prohibirte la entrada en todos los eventos". Sin embargo, las intimidaciones se volvieron cada vez más violentas. "Te prometo que haré de tu vida un infierno", fue otro de los mensajes que reveló ante el magistrado.
El abogado de Chris Brown, David Gammill, sometió a la denunciante a un duro interrogatorio y la presionó para que supuestamente insultara a Chris por los anillos diciendo que los había vendido. Karrueche le dijo a Gammill que nunca planeó devolver las joyas porque eran suyas. El letrado también puso en duda sus acusaciones de violencia doméstica, ya que la demandante jamás lo denunció ante las autoridades.
Karrueche insiste en temer por su seguridad y asegura necesitar protección permanente. Chris no estuvo presente durante la vista oral y el jurista se negó a permitirle participar en la audiencia por teléfono. No es la primera vez que el compositor acude a los juzgados señalador por un acto violento. El caso más sonado y que estuvo a punto de dar al traste con su carrera sucedió en 2009, cuando fue condeado a cinco años de libertad condicional por propinar una paliza a la que era su pareja por entonces, Rihanna.