Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Juzgado deniega imponer multas coercitivas al consejero catalán de Cultura para que devuelva los bienes de Sijena

El Juzgado número 1 de Huesca ha dictado este jueves una providencia por la que se deniega imponer multas coercitivas al consejero de Cultura catalán, Santi Vila, para que cumpla la sentencia que obliga a Cataluña a devolver los bienes de Sijena.
Asimismo, se deniega librar testimonio al ministerio fiscal sobre su comportamiento y se deniega enviar a la Comisión Judicial al Museo de Lérida para incautar las 44 piezas que todavía están por entregar.
En una nota de prensa, el abogado Jorge Español, que representa al Ayuntamiento de Villanueva de Sijena en este litigio, ha recordado que fue el propio Juzgado el que apercibió al consejero catalán con todas estas medidas que ahora se desestiman.
Dado que no se expresan los motivos de esta resolución judicial, "con todo respeto", Español ha estimado que la resolución "es nula de pleno derecho" y ha anunciado que la recurrirán dado que causa a Villanueva de Sijena una "clara y manifiesta indefensión al no revelarse los motivos por los cuales la magistrada deniega todo ello".
Como el consistorio no conoce las causas concretas por las que el juzgado lo ha denegado todo, "no puede si quiera criticar la resolución judicial dictada, ni por lo tanto se van a hacer más manifestaciones hasta que no se sepan los motivos que han llevado a la jueza a denegar todo esto", ha advertido el abogado.
En este sentido, ha observado que "puede que (la jueza) haya considerado que no es todavía el momento procesal oportuno para todo ello, pero la Ley de Enjuiciamiento Civil dispone que todas las resoluciones judiciales deben ejecutarse sin dilación".
En todo caso, ha manifestado de nuevo su "plena confianza" en el Juzgado de Huesca y en el Poder Judicial en general "y en el pleno convencimiento de que la sentencia, como así lo manda la ley y no puede ser de otro modo, será ejecutada forzosamente más pronto o más tarde, pues llevamos ya mucho tiempo esperando a que esto se haga".
"AGOTADOS"
Español ha señalado que tanto él como el letrado del Gobierno de Aragón están "ya agotados y exhaustos", afirmando que no saben "qué más hacer para que la sentencia se ejecute sin dilación, tal y como así lo exige la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil".
"Tampoco se puede ocultar el claro desafío institucional que el consejero de Cultura de la Generalitat ha puesto al mismo Juzgado al negarse a cumplir esta sentencia, cuando ha sido requerido a tal fin", ha zanajado.
La sentencia "lleva más de un año y medio sin ejecutarse totalmente y es un tiempo excesivo y fuera de los parámetros normales de una ejecución de entrega de una cosa al ejecutante".
No obstante, ha insistido en que "la resolución dictada es plenamente respetada y acatada por esta parte, sin perjuicio del recurso que interpondremos contra la misma, que tendrá que resolver la propia magistrada del Juzgado número 1 de Huesca".