Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Justin Bieber, en libertad tras pagar 2.500 dólares de fianza

Otra estrella que cae. El cantante de música pop de 19 años, Justin Bieber, ha sido puesto en libertad, horas después de que fuera detenido, junto al también cantante Amir Khalil Sharieff, por oponerse a la autoridad y por participar en una carrera ilegal en Miami Beach con una licencia vencida y bajo los efectos del alcohol. El juez decretó una fianza de 2.500 dólares, unos 1.840 euros, para Bieber, que aseguraba a la Policía tras ser detenido que había bebido alcohol, fumado marihuana y tomado pastillas bajo prescripción médica.

El cantante Justin Bieber, abandonaba la comisaría acompañado por los funcionarios de prisiones y por su séquito personal. Lejos de querer pasar desapercibido, subía al techo de un vehículo para saludar a sus seguidores que le esperaban a las puertas de las dependencias policiales.
Quedaba en libertad tras pagar una fianza de 2.500 dólares, unos 1.840 euros, por conducir bajo efectos de drogas o alcohol y con el permiso caducado. En el momento de su detención, junto al también cantante Amir Khalil Sharieff, Bieber aseguraba a la Policía que había bebido alcohol, fumado marihuana y tomado pastillas bajo prescripción médica, según afirmaba a los medios el jefe de la Policía, Ray Martinez.
Justin Bieber sale de la cárcel
Khalil Sharieff
Todo ocurrió en una céntrica calle de Miami, donde Justin Bieber y sus amigos decidieron cortar el tráfico de la calle y organizar una carrera. Fueron los propios vecinos quienes alertaron a las autoridades de lo ocurrido. Al llegar al lugar, la policía detuvo la carrera arrestando al cantante y al otro conductor, a quienes les hicieron un control de alcoholemia que dio positivo antes de llevarles a la comisaría. Según informa el portal TMZ, Bieber acaba de salir de un club antes de producirse la carrera alrededor de las cuatro de la madrugada.
Bieber, que circulaba a velocidades en torno a 100 kilómetros por hora en una avenida con límite de 50, conducía un Lamborghini amarillo y Sharieff disputaba la carrera con un Ferrari rojo, mientras los guardaespaldas del cantante, que están siendo investigados, cortaban el tráfico, según informa CNN.
"¿Qué demonios hice? ¿Por qué me parasteis?", respondió Bieber a los agentes tras su detención, según recoge al informe policial que asegura que el cantante se opuso a llevar las esposas.
Es la primera vez que detienen al canadiense, aunque han sido muy sonados sus problemas con la ley. En las últimas semanas, la Policía investigó al cantante tras recibir una denuncia que le acusaba de tirar huevos a sus vecinos y tuvo que acudir a una de las fiestas de Bieber, donde detuvo a uno de sus amigos por tenencia de drogas.