Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julio Bocca sube al Liceu un 'Coppélia' "colorista, ágil y dinámico" con 70 bailarines

"Seré antiguo, pero me gusta lo clásico", reivindica el coreógrafo
El coreógrafo Julio Bocca llevará al Gran Teatre del Liceu de Barcelona en cinco únicas funciones la producción 'Coppélia' "colorista, ágil y dinámica" con 70 bailarines del Ballet Nacional Sodre (BNS) de Uruguay en escena, ha explicado este miércoles en rueda de prensa.
Esta producción nunca vista en España, que podrá verse del viernes al martes, está compuesta por Léo Delibes y basada en los cuentos de E.T.A. Hoffman y se basa en la versión de 1968 del fallecido coreógrafo Enrique Martínez y producida por el Theatro Municipal de Brasil, una producción que tras Barcelona terminará su gira internacional en Madrid después de recalar en China, Colombia, Guatemala y Argentina.
Bocca ha detallado que se trata de "una propuesta técnicamente bastante innovadora cona la técnica de los años sesenta", lo que da como resultado una coreografía muy rica y alegre, pese a que Coppélia no tiene un argumento alegre, sino bastante oscuro.
Coppélia es una muñeca autómata de Coppélius con la que éste quiere robar el alma a Franz, pero Swalinda --prometida de Franz-- lo salva haciéndose pasar por Coppélia, en una historia divertida y profunda que cuestiona la moral científica, y que en esta versión concretamente ahonda "en la falta de respeto a la gente mayor que pasa un poco en la actualidad".
AGILIDAD Y RAPIDEZ
La imagen de Coppélius no es la de un loco, sino la de un solitario soñador que "trata de poder llevar esas criaturas al sueño de que tengan vida, y al mismo tiempo buscar a una compañera y a alguien con quien hablar", una historia que interpreta musicalmente la Orquesta Simfònica del Liceu bajo la batuta de Martín García uniéndose a la agilidad y rapidez requerida por Bocca.
Tras interpretar por primera vez esta obra con 14 años, Bocca ha explicado que es una producción muy bailada, de mucha exigencia técnica y protagonizada por tres elencos distintos, todos ellos muy jóvenes, con Maria Ricetto, Paula Penachio, Ariele Gomes, Gustavo Carvalho, Lucas Enri y Ciro Tamayo.
Ésta es la primera vez que una compañía sudamericana de ballet clásico llega al Liceu, ante lo que Bocca ha confesado sentirse "emocionado, excitado, orgulloso y nervioso".
COMPAÑÍA JOVEN Y CLÁSICA
La compañía, que está "entrando en un buen ritmo de trabajo", abrirá el Festival de Danza de Cannes con 'El Quijote', y se encuentra actualmente en conversaciones con el Covent Garden de Londres (Reino Unido), ha anunciado contento Bocca.
En 2018 prepara una nueva producción de 'La bella durmiente' de Mario Galizzi con vestuario de Ágahta Ruiz de la Prada, y para 2019 habrá una nueva producción de 'La Cenicienta'.
"Esta compañía es netamente clásica y voy a seguir defendiendo esto. Seré antiguo, pero me gusta lo clásico", ha reivindicado Bocca, que ha asegurado que al público uruguayo le gusta más lo clásico que lo contemporáneo.
Sobre sus tentaciones de representar al personaje de Coppélius, Bocca ha admitido que sí las ha tenido pero que "dirigir lleva mucho tiempo, y más cuando se quiere llegar al nivel que uno busca", de modo que se ha centrado en la dirección porque no le gusta hacer las cosas a medias.
Preguntado sobre un eventual regreso a los escenarios como bailarín, Bocca ha dicho: "Me gusta lo que estoy haciendo" y que aunque se siente como si tuviera 30 años, no los tiene, y ha señalado que el baile es una etapa cerrada porque hay que dejar lugar a la gente joven.