Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joshua James Corbett, el asaltante de Sandra Bullock, deberá estar alejado de la actriz durante 10 años

La peor pesadilla de Sandra Bullock - el tipo que encontró de pie en el pasillo de su casa en medio de la noche- no irá a la cárcel, pero se le ha impuesto un castigo que le mantendrá bastante alejado de la estrella cinematográfica. El juez encargado del caso le impuso a Joshua James Corbett cinco años de libertad condicional y ordenó que continúe recibiendo tratamiento en un centro de salud mental.
Corbett irrumpió en la casa de Bullock en 2014 y se topó con la estrella cinematográfica, después de que a esta le despertara el ruido que había realizado al tratar de entrar en su residencia. El hombre de 41 años llamó al timbre de Bullock durante varios minutos antes de entrar a través de una puerta de la terraza. La actriz lo vislumbró mientras pasaba junto a la puerta de su dormitorio, permitiéndole encerrarse en un armario y llamar a la policía.
Hasta ahora, la intérprete de 52 años todo lo que tenía contra su asaltante era una orden de alejamiento que sirve más bien de poco cuando la persona restringida tiene problemas mentales y no toma sus medicamentos. Nadie vigila a la persona sobre la que se impone la pena.
Corbett, en libertad condicional, será supervisado por un oficial de la libertad condicional que puede vigilarle y asegurarse de que tome sus medicamentos. Para que la medida sea más segura para la víctima, el magistrado ordenó a Corbett mantenerse alejado de Sandra durante 10 años.