Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El chef José Andrés habla de su disputa con Donald Trump

El chef José Andrés fue uno de los que cocinó en la cena solidaria Te Invito A Cenar que tuvo lugar en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid y en la que se recaudaron fondos por las personas más vulnerables y más necesitadas con la ayuda de la compañía de las obras.
El asturiano, declarado amigo de Obama, no se lleva nada bien con el actual Presidente de los Estados Unidos, con el que tiene una disputa judicial por un restaurante que iba a abrirse en Washintgton. Sin embargo, José Andrés paralizó el proyecto tras unas declaraciones muy polémicas de Trump contra los inmigrantes.
CHANCE: Siempre ayudando.
José Andrés: Yo soy uno más, aquí hay muchos voluntarios que hay para celebrar una noche tan especial donde cientos de personas a lo mejor no han tenido la oportunidad de que haya un grupo de individuos de Madrid que quieren darle de comer, una cosa muy bonita, creo que el mundo al final está lleno de pequeños momentos solidarios donde una persona ayuda a una anciana a cruzar una calle, o un chico joven a una persona mayor a cagar la compra...
CH: Usted es un señor héroe.
J.A: Yo soy uno más, a veces pues me toca ser la cara visible de muchas cosas pero al final yo soy uno más de una gran familia que hay en el mundo entero donde yo he visto gente maravillosa ayudando. También nuestros políticos aunque a veces se llevan más bofetadas de las que merecen, tenemos políticos muy buenos con ganas de hacer lo mejor, al final la fiesta de que todos juntos podemos.
CH: Pero usted ha abierto puertas en Estados Unidos y eso ayuda a la gente joven que comienza en el mundo de la comida.
J.A: Yo he sido presidente emérito de varias organizaciones que llevamos más de 2 años trabajando con ellas donde no solo damos de comer, que no está mal pero no es suficiente, también damos capacitación a indigentes o gente que acaba de salir de la calle, si no les enseñamos a hacer algo siempre van a estar en la calle. Hay que invertir en darles una oportunidad a la gente que no la ha tenido.
CH: Al final del túnel siempre hay luz. Por ejemplo en Masterchef con el ganador que no tenía ni idea de cocinar.
J.A: El ganador aparte de tremenda persona, actor y todo lo demás la vedad es que puso tantas ganas y tanto esfuerzo que fíjate. Con ese dinero ayudó a una ONG que estaba muy cercana a su corazón. Masterchef es el programa mediático pero no hay que quedarse ahí, hay mucha gente que hace eso y no se ve.
CH: ¿Cocina en navidad?
J.A: En navidades y todos los días, aunque no haya cocina, yo cocino y es algo que me encanta. Yo siempre he dicho que yo no he trabajado en mi vida, siempre me ha gustado cocinar y lo paso bien. Yo le deseo a todo el mundo que encuentre un trabajo que se convierta en pasión, aquí la mayoría de los voluntarios profesionales que hay dando de comer a toda esta gente ama su trabajo.
CH: Tenemos una demanda por su buen comportamiento...
J.A: Yo es que de eso... su buen hacer y su solidaridad al final... Yo le entiendo a él, entiendo a cualquier persona, hay un sistema judicial que funciona y cuando crees que hay algo injusto puedes demandar al prójimo. Yo nunca he demandado a nadie, siempre lo he solucionado del boca a boca y dando la mano pero demanda al prójimo es algo que entra dentro de la legalidad. Yo solo tengo que decir que si esa persona me demandó es porque pensó que yo hice algo no legal o no correcto. Si yo también demandé fue por lo mismo, pero al final es una cosa que hay que celebrarlo, hay una constitución y un sistema judicial que funciona.
CH: Al final el resultado también lo entregaría para ayudar.
J.A: Eso ha sido una oferta mía a través de Twitter que es un medio fácil de expresarse y que le gusta a mí ex socio. No es que mi idea sea mejor que la que él tenga, que no la sé, pero todo está bien.