Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jon Bon Jovi y Dorothea celebran sus 27 años de amor

Jon Bon Jovi y su mujer DorotheaGtres
Ser una estrella del rock internacional y mantener un matrimonio durante tres décadas parecería una contrariedad, pero Jon Bon Jovi es uno de esos contados casos en el mundo de la música que nos congratulan con el amor verdadero, ese que perdura en el tiempo y supera todos baches y las crisis.
El líder y vocalista de Bon Jovi, que hoy lanza al mercado su 14ª álbum de estudio, This House Is Not For Sale, y su esposa, Dorothea Hurley, llevan la friolera de 27 años juntos y parecen más unidos que nunca. "Soy feliz. Ella es la unión", decía el cantante de 54 años con motivo de la portada que esta semana protagoniza para la revista People. "De alguna manera funciona. Creo que porque hemos crecido al mismo ritmo y no en direcciones opuestas", añadió su mujer.
No obstante, desde que se conocieron cuando eran dos estudiantes adolescentes, ese camino no ha sido siempre de rosas. "Hacemos que funcione. Los fans aman a la banda y son muy leales", comentó su esposa a la misma publicación cuando fue preguntada si no se había sentido intimidada en algún momento por las legiones de mujeres que siguen a la estrella musical.
Jon, al que se le relacionó a principios de los 80 con la actriz Diane Lane, y Dorothea se conocieron en la escuela Sayreville War Memorial (New Jersey) cuando eran casi unos niños. En plena popularidad de la banda de rock, en 1989, se escaparon a Las Vegas para contraer matrimonio. Cuatro años más tarde llegó al mundo Stephanie Rose, la primogénita; dos años después nació Jesse James Louis; Jacob Hurley vino al mundo en 2002 y con solo dos años de diferencia la pareja dio la bienvenida a Romeo Jon. Quienes conocen bien al cantante aseguran que es un devoto padre, un hombre muy familiar, pendiente de sus cuatro hijos a pesar de llevar años en la carretera y viajando por todo el mundo.
Pero la familia no es lo único en común para el matrimonio. En 2006 crearon la Fundación Jon Bon Jovi Soul, que ha construido 500 viviendas para personas con escasos ingresos y dos restaurantes donde se sirve comida a los más necesitados. "Hemos sido tan bendecidos y tan afortunados. Es inaceptable ver cómo las personas no pueden alimentar a sus familias", subrayó Dorothea sobre la labor filantrópica que comparten.
Sin embargo, en la entrevista, Jon recordó otros casos de músicos y compañeros de profesión coetáneos que han vivido historias de amor muy similares, como Bono, casado con Alison Hewson desde 1982, y Bruce Springteen, felizmente unido a la cantante Patti Scialfa desde hace un cuarto de siglo.