Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Johnny Depp, contra las cuerdas

The Mandel Group, la empresa que llevaba los negocios de Johnny Depp, presentaron el pasado lunes 19 de junio en sede judicial los correos que intercambiaron con su representado como prueba de que la estrella estaba dispuesto a desprenderse de algunas de sus pertenencias para hacer frente a su complicada situación financiera. Este movimiento trataría de evitar que su antiguo gerente y abogado pueda ser citado como parte del caso.
Entre los documentos, alrededor de 109 páginas, se incluyen los correos electrónicos de TMG a varios miembros del equipo de Depp, entre ellos los mensajes que intercambiaron desde la firma con la estrella cinematográfica en el año 2009. "Desde mi correo enviado en septiembre, he hecho lo que me dijeron que quería hacer, es decir, 'hacernos pasar' financieramente hasta que el trabajo fuera retomado", escribió Mandel el 6 de diciembre. El despacho instaba a su cliente a "tomar las cosas con calma" con respecto a los gastos durante las vacaciones de ese año y establecer una reunión donde pudieran "ver de manera realista los ingresos y los gastos y trabajar juntos para asegurarse de que estos estaban equilibrados".
"Estoy haciendo esfuerzo en los gastos de vacaciones, pero hay poco que pueda hacer, ya que tengo que dar a mis hijos y a mis familias una Navidad tan buena como sea posible, obviamente, dentro de lo razonable", respondió al día siguiente el actor de 54 años. El productor advirtió a sus representantes económicos que tenía previsto empezar el rodaje de The Tourist, película por la que recibió 20 millones de dólares, y que luego llegarían otros proyectos, como Piratas del Caribe, con la que ganó 35 millones, o Dark Shadows, que supuso 20 millones más para sus arcas. "Espero que la cantidad que llegará del trabajo en el próximo año y los ingresos finales pondrán todo en orden", añadió.
Asimismo, en otro de los correo, Depp entonces sugiere la posible venta de varias pertenencias. "¿Qué más puedo hacer? ¿Quieres que venda obras de arte? ¿Quieres que venda algo más?", preguntaba insistentemente el productor, que también ofreció sus automóviles, propiedades, libros, pinturas y bicicletas para solucionar su complicada situación financiera.