Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jennifer Lawrence renuncia a su Óscar

Jennifer Lawrence en la fiesta de Vanity Fair posterior a los Oscar 2013GTres

Ganó su primer Óscar esta última edición con tan sólo 22 años por su papel en 'El lado bueno de las cosas' pero Jennifer Lawrence ha admitido haber dado su apreciada estatuilla a sus padres porque tenía una "extraña energía".

Ha declarado que no se sentía cómoda con el Óscar en su casa de Los Ángeles y se lo han llevado sus padres a su casa familiar de Kentucky para que puedan tenerlo en un lugar privilegiado.
"Mis padres se lo llevaron a Kentucky porque me sentía muy rara teniéndolo de exposición en mi casa", ha revelado la actriz. "Sí alguien viene a mi casa no quiero que me recuerden por ello. Desprende una cierta energía negativa".
Al principio intentó poner el afamado premio en algún lugar que no le incomodara mucho pero no consiguió encontrar el lugar. "Lo puso en el paso hacia el baño y en cuanto lo vio mi madre me dijo: me lo voy a llevar, no debería estar aquí. Y ahora esta sobré un piano en casa de mis padres".
¿Cómo puede ser que un premio tan reconocido como un Óscar pueda transmitir malas energías? De momento no le ha traído mala suerte a la actriz así que será una excentricidad más.