Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jefe de conservación de dibujos del Prado: "No creo que Velázquez pintara directamente sobre el lienzo, sin bocetos"

El jefe de conservación de dibujos y estampas del Museo del Prado, José Manuel Matilla, ha lamentado que "casi no existen" dibujos de los grandes pintores españoles en las colecciones históricas de arte de los siglos XVII y XVIII debido al "poco valor" que se les ha otorgado a lo largo de la historia.
"Muchos de los historiadores dicen que los artistas españoles, como por ejemplo Velázquez, pintaban directamente sobre el lienzo. Yo no lo creo, no creo que no hicieran ni un solo esbozo. El dibujo forma parte del aprendizaje esencial", ha expresado para añadir que a su juicio esta "ausencia" se debe a que, a diferencia de otros países europeos, en España los dibujos tenían un fin utilitario y no de coleccionismo.
Así, durante la conferencia 'Colecciones internacionales de dibujo español' impartida dentro del programa 'El arte Español fuera de España', de los cursos de verano de la Universidad Complutense de madrid (UCM) en colaboración con la fundación Amigos Museo del Prado, Matilla ha indicado que los dibujos han sido utilizados "meramente" como instrumentos de enseñanza por los propios pintores, y que por ello los que se conservan se encuentran "en mal estado".
En este contexto, ha explicado que muchos de los álbumes de bocetos y dibujos que existían en el país se "desmembraron" y acabaron "esparcidos" por diferentes colecciones de diferentes países. "Sin embargo, la ausencia de dibujos españoles fuera de las fronteras no puede ser una pérdida patrimonial puesto que han llegado a colecciones internacionales que han puesto en valor el dibujo español", ha apuntado.
En esta línea ha señalado que aunque la presencia de dibujos españoles en las colecciones de los museos fuera de las fronteras es reducida, se encuentran "algunas excepciones de gran relevancia" en la Hamburguer Kunsthalle, los Ufizzi, el Louvre, el British Museum, el Metropolitan Museum of Art o la Hipsanic Society.
"Debemos mencionar a Julian Benjamin William, que fue consul en Sevilla, como un personaje indispensable para este tema, puesto que es el origen de casi todos los dibujos españoles que se conservan a día de hoy", ha apuntado para relatar que vendía las obras a los comerciantes del puerto, quienes luego las trasladaban a los diferentes países de Europa.
En cuanto a la recopilación de los mismos, Matilla ha explicado que es a partir de los años 2000 cuando se produce "una verdadera explosión" puesto que es cuando las colecciones privadas "comienzan a aportar" y a colaborar con las instituciones públicas. "El coleccionismo privado es el que está aportando, es muy difícil competir con él. Tenemos esperanza en que sigan donando", ha añadido.
Por último, Matilla ha lamentado que el principal problema son "las atribuciones" puesto que falta mucha información y documentación sobre la fecha y los propietarios de los dibujos. "Normalmente los nombres de los artistas se atribuyen por parte de los coleccionistas a posteriori. Falta mucha investigación", ha concluido.