Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre biónico Hugh Herr, premio Princesa de Asturias

El jurado de premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2016 ha distinguido al investigador estadounidense Hugh Herr con el galardón por haber desarrollado las primeras prótesis "que logran emular la locomoción humana" permitiendo superar discapacidades como la que él mismo tiene. Herr, que perdió sus piernas a los 17 años en un accidente de montaña, ha desarrollado un nuevo tipo de prótesis biónicas inteligentes controlables por el cerebro. El jurado ha destacado además su desarrollo de exoesqueletos que permiten potenciar las capacidades físicas humanas. "Estas contribuciones están acelerando la integración hombre- máquina, lo que permitirá mejorar la calidad de vida de miles de personas", ha reconocido el jurado del premio desde Oviedo. Herr ya había optado al premio por esta categoría en el año 2011.