Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guillermo Arriaga vuelve a la novela con 'El Salvaje': "El pueblo mexicano está dispuesto a decir 'no' a Trump"

El escritor Guillermo Arriaga vuelve a la novela con la publicación de 'El salvaje' (Alfaguara), una historia que "trata sobre la intolerancia" y que ve la luz en un momento de tensa relación entre Estados Unidos y México, su país natal, debido a la iniciativa de Donald Trump de reforzar el muro en la frontera de ambos países.
"El pueblo mexicano está dispuesto a decir no, no vamos a pagar nada y, si quieres romper el Tratado de Libre Comercio, rómpelo, compadre. ¿Nos va a ir mal? Sí, pero ya no has ido bastante mal y así nos dejamos de tonterías, como la de que hay que luchar contra las drogas para evitar que lleguen a los consumidores. ¿Para qué seguir poniendo los muertos?", ha criticado el autor.
Arriaga, guionista habitual de las películas de Alejandro González Iñárritu, ha asegurado que esta ruptura supondría la llegada de nuevas alianzas. "Busquemos nuevos países, volverá el diálogo con Europa y con América Latina. Tendremos otras oportunidades y Estados Unidos quedará como un país con el que ya no es fiable hacer negocios", ha añadido.
En cualquier caso, reconoce el problema actual de México va más allá de Trump, puesto que hay una "sociedad que avanza mientras la clase política está en franco retroceso". "Los políticos no están a la altura, la mayoría están sumidos en la corrupción y ves cómo saquean las arcas. Es vergonzoso", ha lamentado.
'El Salvaje' se divide en dos historias en el México de finales de los 60: por un lado, la de Juan Guillermo --alter ego del autor--, quien se ha quedado huérfano demasiado pronto y decide emprender una venganza contra los fanáticos religiosos que mataron a su hermano; por el otro lado, un explorador se lanza a la búsqueda de un mítico lobo gris en un paraje helado y agresivo.
Arriaga, que ha empleado cinco años y medio para sacar adelante esta historia, reconoce que la escritura de 'El salvaje' fue surgiendo "poco a poco". "Únicamente tenía pensadas varias páginas cuando empecé a escribir, no sabía hacia dónde iba, sin mapa ni brújula. Supongo que esto tiene algo de la experiencia de los exploradores del continente americano, que llegaron sin tener ni idea de lo que se iban a encontrar", ha aseverado.
LOS LOBOS Y LA NATURALEZA
Los lobos y la naturaleza --el autor reconoce ser amante de los animales desde la infancia, cuando tuvo varios de ellos, incluida una serpiente de cascabel-- son protagonistas de esta doble aventura, confrontados con una ciudad en la que la violencia y el fanatismo religioso se han adueñado de sus habitantes.
"No podemos olvidar que nosotros somos también naturaleza, ella nos habita y también sus contradicciones, porque hay mundos salvajes en nuestro interior. Si te olvidas de esto, quedas alienado, empiezas a perder el sentido de quién eres y, sobre todo, de la pertenencia", ha aseverado.
La decisión de situar esta historia hace más de 40 años responde a que era la época que el escritor conoció de joven y eso le permitía hablar de los grupos ultracatólicos mexicanos o de artistas que deslumbran al protagonista, como es el caso de Jimmy Hendrix --y del que Arriaga también se reconoce admirador--.
"Fue una época de represión que, desgraciadamente, está volviendo no solo en México, sino en todo el mundo. Ahora se vive una época de intolerancia, corrupción o de frases como 'el que no esté conmigo, está contra mi', y de eso trata mi novela de la intolerancia", ha añadido el escritor mexicano.
SIN ADAPTACIÓN AL CINE
Preguntado sobre la diferencia entre escribir un guión de una película y una novela, asegura que "no hay ninguna", porque ambas sirven para mostrar su visión del mundo. "Le pongo el mismo cuidado del lenguaje, de la estructura...y es más, siempre me pregunto porque no se le hace esta misma cuestión a los dramaturgos de teatro. Somos todos iguales", ha defendido.
En cualquier caso, sí ha rechazado la posibilidad de que esta novela llegue a la gran pantalla --algo que ya ocurrió con 'El búfalo de la noche', cuyo resultado no agradó a Arriaga--. "No quiero más adaptaciones, las malas películas destruyen el libro y yo quiero que tenga recorrido", ha concluido.