Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer Grec Festival de Cesc Casadesús bate récords y alcanza los 121.795 espectadores

El primer Grec Festival de Barcelona con Cesc Casadesús como director ha batido récords de asistencia llegando a los 121.795 espectadores, con 10.000 entradas vendidas más y una ocupación que ha pasado del 68,34% del año pasado al 75,09% del actual, ha anunciado el teniente de alcalde Jaume Collboni este martes en rueda de prensa.
La comparación con el año pasado, no obstante, "es difícil porque antes había espectáculos gratuitos de inauguración y cierre", ha matizado Casadesús, que a pesar del aumento de espectadores prefiere fijarse más en dos elementos que no se pueden cuantificar y que ha percibido como muy positivos: la calidad y el impacto en la gente.
El aumento de la ocupación se ha notado con carteles de entradas agotadas en más del 50% de espectáculos, entre las que destacan muchas de las producciones del Teatre Grec, "el motor del festival, que es un placer ver lleno", una situación que se ha dado en seis ocasiones con el espectáculo inaugural de Jacopo Godani, 'Troyanas', 'Nit de musicals' y los conciertos de Mishima, Jordi Savall y 'Rumberos, pugin a l'escenari', que se suspendió por la lluvia y se estudia hacer por la Mercè.
Un total de 55.994 personas vieron los 46 espectáculos programados en el Grec Montjuïc --que además del Teatre Grec también incluye los otros espacios de la montaña como el Mercat de les Flors y el Teatre Lliure--, mientras que el Grec Ciutat congregó a 56.950 personas en los 56 espectáculos programados.
La ocupación del Grec Montjuïc ha sido del 80,90%, a lo que ha contribuido en gran medida el Teatre Grec, y en el Grec Ciutat ha sido del 75,09%, con lleno en espectáculos como 'Bodas de Sangre' en la Biblioteca de Catalunya y 'Un tret al cap' en la Sala Beckett, además de propuestas más alternativas en espacios más reducidos como el Almeria Teatre y la Sala Hiroshima.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)