Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

George Clooney, del divorcio de Brad: "Es una historia muy triste y una situación muy desafortunada para una familia"

Serio, apesadumbrado y afectado, así se mostró el pasado martes George Clooney cuando recibió la noticia del divorcio de su amigo Brad Pitt de los periodistas que cubren la reunión de líderes en las Naciones Unidas (Nueva York). "No estaba al tanto. Vaya, lo siento muchísimo por los dos. Es una historia muy triste y una situación muy desafortunada para una familia", decía el desconcertado actor de 55 años. "Lamento profundamente la noticia, es la primera vez que la escucho", añadió a Richard Roth, periodista de la CNN.
Sorprende el pasmo del compañero de cartel de Pitt en Ocean's Eleven, ya que según una fuente cercana al matrimonio su círculo más cercano sabía de la grave crisis que atravesaba la pareja desde hacía meses. Algunos la relacionaban con las operaciones a las que se había tenido que someter la actriz de 41 años; y otros apuntaban a los excesos del californiano con sustancias como la marihuana y el alcohol.
Sin embargo, la sombra de una posible infidelidad con Marion Cotillard, su compañera de cartel en Aliados, tomaba fuerza en las últimas horas. La actriz francesa desmentía a través de su representante que sea ella el detonante de la ruptura. "Está devastada, no es cierto", decía el portavoz, que añadía que su cliente está feliz con su novio, Guillaume Canet, con quien comparte la paternidad de un hijo en común. En los últimos días ha habido rumores de que la oscarizada intérprete esté embarazada de su segundo hijo. "Ellos son completamente felices y estas falsas afirmaciones la han roto por completo", añadía la fuente.
A pocas horas de cumplirse el lanzamiento del bombazo del año, medio mundo sigue hablando de sus protagonistas. Él, muy triste, pedía respeto para su familia en tan duros momentos y ella, a través de sus abogados y su entorno, ha confirmado la petición al juez de la custodia total de sus seis hijos en común. Adele, muy reservada con su vida privada, no pudo resistir hacer mención a Brangelina, a los que dedicó su último concierto. "A ver, no quiero ser cotilla y creo que todo lo que tenga que ver con la vida privada de la gente debe quedarse en ese ámbito. Pero no puedo evitar querer dedicar este concierto a los dos, porque me da mucha pena que lo hayan dejado, de verdad lo digo y me da la impresión de que estamos asistiendo al fin de una era", decía la británica a su público.