Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gadea Fitera retrata en 'Como arena entre tus dedos' la "apasionada" vida de Margarita Ruiz de Lihory, íntima de Franco

Gadea Fitera retrata en 'Como arena entre tus dedos' (Esfera de los Libros) la "apasionada" vida de Margarita Ruiz de Lihory, personaje real del siglo XX, pintora, escritora, periodista, espía, abogada y "amiga íntima de Franco". "Lo que más raro suena, má estrambótico, más absurdo, es más real, porque fue una mujer a la que le pasaron cosas en su vida increíbles", ha afirmado la autora en la presentación del libro.
Según la escritora, Margarita Ruiz de Lihory era "conocidísima" en los años 50. De hecho, la ha comparado con Rocío Jurado, ya que su historia era conocida por todo el mundo, aunque finalmente, su recuerdo "se perdió totalmente", debido a un suceso que tuvo lugar en 1954. Se trata del famoso 'Caso de la mano cortada', en el que se acusó a la aristócrata valenciana de haberle cortado la manos, la lengua, y haberle sacado los ojos a su hija Margot, nada más fallecer ésta de una leucemia. El suceso fue hasta portada del diario 'El Caso'. Como anécdota, de esta truculenta historia surgió la famosa canción 'Esconde la mano que viene la vieja'.
Fitera ha recordado que Margarita siempre negó que fuera ella quien lo hizo y alegó que se trató de una maniobra de sus hijos --uno de ellos fue quien la denunció-- para quedarse con su fortuna. Tras esto, fue ingresada en un psiquiátrico de Carabanchel (Madrid) y, al final, acabó muriendo "sola, pobre y tirada" en una residencia de Albacete en 1967. A pesar de ser "íntima de Franco", según la autora, éste se desvinculó totalmente de la aristócrata cuando ocurrió lo de su hija.
Para la escritora, que dice que prefirió no contactar con los descendientes de la aristócrata porque eso entrañaba "muchos peligros" como el temor a que "desvirtuasen la historia", el motivo que le llevó a escribir sobre ella fue su "apasionante" historia, que era "digna de contar y digna de una novela de aventuras".
AMANTES
Uno de los "problemas" a los que tuvo que enfrentarse es a la cantidad de amantes que tuvo en su vida real, pues no quería que 'Como arena entre tus dedos' se convirtiera en una novela érotica. Algunos de los amantes que se le atribuyen, según apunta Fitera, son Primo de Rivera --que era más un "rumor" que una "certeza"--, Henry Ford, Abd el-Krim o Manuel Aznar, el abuelo del expresidente José María Aznar.
La explicación que da Fitera sobre por qué tuvo tantos amantes, es que se trataba de una "belleza de su época". Pero ante todo, la autora ha destacado su carácter, magnetismo y carisma, así como la libertad con la que vivió. Igualmente, la escritora la ha comparado a Leonardo da Vinci por que era "multidisciplinar" y porque vivió una "vida renacentista".
Según la autora, Ruiz de Lihory tuvo "dos picos de popularidad". El primero fue en los años 20, según ha narrado Fitera, cuando Margarita llegó a Marruecos como corresponsal de prensa española enviada por Primo de Rivera y como amiga de Franco. Y es allí donde se enteraría de que había españoles retenidos por Abd el-Krim, líder que encabezó la resistencia en la Guerra del Rif contra España y Francia. "Con un par de ovarios, coge y se va a ver a Abd el-Krim a la cabila donde vivía, lo entrevista y tiene un affair con él, de hecho importantísimo", ha relatado.
De toda su vida, la escritora ha compartido que una de las cosas que más le llamó la atención fue que Margarita fue capaz de abandonar a su familia, lo que le costó un "ostracismo social total en una Valencia en una época que era imperdonable". De ahí que, según añade, se fuera a vivir a Madrid.
NAZIS Y ALIENS
En líneas generales, para la autora este personaje tenía una "personalidad tan narcisista, tan ególatra y tan histriónica" que "muchas cosas" que la propia Margarita contaba hacía dudar a la escritora. "Tengo muchas dudas de si lo que cuenta fue cierto o se las inventó para darse bombo", ha añadido Fitera, que cree que esta mujer "era una adelantada hasta para hoy". Precisamente, para Fitera, este personaje histórico, con "ansia de fama y poder", tiene "similitudes con Mata-Hari", con Carmen de Burgos y Seguí (más conocida como Colombine) o con la heroína de los libros de aventuras de Maurice Dekobra.
Para el libro, la autora no ha querido aportar nada que no fuera de su invención, excepto el "cómo, el cuándo y el por qué" y los diálogos. En este sentido, ha afirmado que si la familia de Margarita Ruiz de Lihory leyera la novela, debería sentirse "orgullosa" porque, a su parecer, ha presentado a una "mujer excepcional con sus luces y sus sombras".
Otro de los capítulos en la vida de la española fue supuesta su vinculación con el nazismo e incluso con los alienígenas. "No se puede demostrar que tuviera contacto alguno con nazis", ha defendido Fitera, que no cree que esto fuera posible "ni históricamente, ni cronológicamente, ni por edad".
Lo mismo dice la autora de su vinculación con la ufología. Según Fitera, "todo parte del rumor popular" que se originó en los años 40 en Albacete. Además, la escritora sostiene que la propia Margarita nunca hizo ningún tipo de declaración sobre el tema. Al parecer, tal y como ha explicado, Ruiz de Lihory tenía una casa en Albacete, en la que entraba y salía gente constantemente. "De ahí empieza la rumorología de las orgías, de las misas negras, y la rumorologia de que había dos hombres que vivían en esa casa o que al menos entraban y salían mucho --explica--. Esos hombres empezamos con que eran nazis y acabamos con que eran alienígenas".