Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe Varela, el modisto de la Reina Letizia, no diseña pensando en ella

Los hombres de Felipe Varela terminan de quitar el plástico de la pasarela, suena la música de DJ Varela y aparece en escena la primera creación del diseñador de la reina Letizia: una camiseta bordada a mano en lentejuelas azul medianoche más una falda de georgette con mucho movimiento, que da el comienzo a su colección primavera verano 2017.
Minimal Opulence es el título que Varela le ha puesto a una colección que rezuma lujo, pero no por ello no puede tener un punto sport y que bebe de la moda de los años 90: tops, bermudas, bombers, print animal... que son una continuación de las prendas que subió a la pasarela el pasado febrero, cuando regresó a IFEMA tras 10 años de ausencia.
Las chaquetas y los vestidos son los auténticos protagonistas, que comparten pasarela con las cazadoras de cuero metalizadas, minivestidos t-shirt, faldas con volantes o lápiz, que no tienen nada que ver con lo que la reina Letizia está acostumbrada a lucir.
Tampoco faltan las pieles para los vestidos de red carpet que se convierten, según Varela, en su mejor complemento a pesar de presentar una colección para la época estival. Para la noche, el diseñador de cabecera de la reina también viste a la mujer con un clásico: un traje de chaqueta un pantalón que tiñe de blanco y decora con pedrería.
Al finalizar el desfile, las admiradoras acérrimas de Felipe Varela no dejaban de aplaudirle; él, vestido de negro y con sus características gafas de sol, les respondió con un saludo.