Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FSC-CCOO pide una salida "sensata" a la huelga en la Filarmónica de Gran Canaria

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias ha pedido este viernes una salida "sensata" a la huelga en la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, salida que, a juicio de este sindicato, no puede pasar "ni por el despido de una trabajadora, como exige el comité de huelga, ni por el cierre de la Fundación, como propone el Cabildo de Gran Canaria".
El sindicato se reitera en su desacuerdo con uno de los puntos del preaviso, aquel que se refiere a la anomalía en la contratación de un músico, por entender que la aceptación de esta reivindicaron supondría el despido de una trabajadora de la orquesta, "lo que no puede ser asumido por un sindicato".
Por este motivo, FSC-CCOO ha decidido no apoyar la huelga. No obstante, el sindicato considera legítima esta huelga, que ha sido apoyada por la mayoría de trabajadores, y recuerda al Cabildo que el derecho de huelga es un derecho fundamental de los trabajadores "que no puede ser combatido con un cierre patronal".
FSC-CCOO considera que la salida a este conflicto debe buscarse en la negociación entre las partes, negociación que debe basarse en la "buena fe" y que ha de orientarse a dar una salida "razonable" a los motivos del conflicto.
Al tratarse la OFGC de una entidad sufragada con dinero público, la solución del conflicto "ha de obedecer, además, al interés general de los contribuyentes", añade el sindicato.
En el contexto de su posición minoritaria en el comité de empresa de la OFGC, la FSC-CCOO se ofrece a participar, en el modesto papel que los trabajadores le han concedido, en cuantos diálogos y negociaciones contribuyan a llevar a buen fin este conflicto y que se orienten a salvaguardar los derechos de todos los trabajadores y los intereses de la ciudadanía de Gran Canaria.