Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Download Festival Madrid espera a 35.000 personas por día para convertirse en referente en el sur de Europa

Linkin Park, System of a Down, Prophets of Rage, The Cult, Mastodon, NOFX, Five finger death punch, Gojira, In flames, Suicidal tendencies, Hamlet, Ministry, Apocalyptica, Dark tranquility y Brujería son solo unas pocas de las bandas que tomarán al asalto La Caja Mágica desde el 22 hasta el 24 de junio en la primera edición del Download Festival Madrid.
El famoso festival británico, que se viene realizando en Donnington Park desde 2003, desembarca así en España después de estrenar el pasado año otra residencia en Francia. "Veíamos que había un hueco en el mercado en el país para este perfil de género de festival", explica a Europa Press el director de Download Madrid, Javier Arnáiz, también responsable del Mad Cool, que tendrá su segunda edición del 6 al 8 de julio en el mismo recinto.
Echando la vista atrás, Arnáiz relata que "era complicado traerse Download a España" por tratarse de "un festival mítico que no quiere ir a cualquier ciudad porque la marca no puede ir a cualquier sitio". Sin embargo, sus creadores "al final vieron que Madrid era un punto interesante".
Para su primera edición, Download cuenta con un cartel repleto de "hardcore, metal, metal industrial, grindcore y un poco de todo", ya que según destaca Arnáiz, querían "mezcla de estilos para que fuera muy abierto". "En cuanto a bandas, vienen de 13 países distintos", subraya.
"No hacemos escenarios diferenciados por estilos porque queremos que la gente haga una ruta y se mueva para ir cambiando y descubriendo. Tenemos que hacer lo posible para que el público descubra bandas", plantea el responsable del festival, quien además añade: "Nos comemos mucho la cabeza con los horarios para intentar que no coincidan bandas del mismo estilo".
Sobre las coincidencias estilísticas con el Resurrection Fest de Viveiro (Lugo), Arnáiz asegura que "hay espacio para varios festivales de este perfil en España". "Pero nosotros queremos dar un paso más allá y crear una experiencia que sea más que tener a las bandas sobre el escenario", remarca.
CUIDAR LOS DETALLES
Y añade a este respecto: "El cartel es fundamental, pero se trata de ofrecer una experiencia más completa a la gente. Que se lo pasen bien, con baños limpios para todos, que esté bien montado, que la comida no sea de batalla... cuidamos mucho esos detalles".
"Lo que he visto hasta ahora en España en festivales no lo he vivido así. Me ha parecido que se hacía un poco de batalla, con cuarenta baños para 40.000 personas. Estamos trabajando mucho esa parte del festival, que es muy importante. Si la experiencia es buena la gente va a volver", defiende.
Llegados a este punto, Arnáiz pone en valor que en Mad Cool ya hicieron "eso en la primera edición", puesto que se preocupan de "crear espacio y pensar mucho en el cliente". "El proceso y el equipo para llevarlo a cabo es prácticamente el mismo con Download. Pensamos en un gran cartel y, además, dedicamos un equipo a pensar en cómo mejorar la experiencia del público", remarca
Asimismo, recuerda que "el recinto del Download es el mismo que Mad Cool, pero cambiando la imagen de marca". "No habrá una noria en Download que sí estará en Mad Cool", anticipa, al tiempo que desvela que "para la parte de gastronomía" pasan "cinco meses probando toda la comida para los dos festivales" para dar una oferta variada y de calidad.
Arnáiz resalta también que la ubicación geográfica de Madrid es una ventaja porque "mucha gente quiere venir al sur de Europa". De hecho, adelanta que para este año ya el "10 o 12 por ciento del público" será de fuera de España, pero alerta de que si no hacen "las cosas bien cuidando los detalles, en 2018 se irán a otro sitio".
"Todavía no hemos debutado con Download Madrid y estamos trabajando ya para la edición de 2018 pensando en posibles mejoras. Hay que ser muy creativos porque si ofreces siempre lo mismo, la gente se aburre. Hay que generar acciones nuevas cada año y hay que saber vender la ciudad y enseñar todo lo que ofrece", apunta.
TRABAJANDO YA PARA 2018
En cuanto a la cantidad de público para esta inminente primera edición, Arnáiz adelanta que esperan unas 35.000 personas por día de media: "El recinto tiene 54.000 de aforo, pero el año pasado después de hacer Mad Cool vimos que 45.000 es el límite, que es lo que hemos vendido para Mad Cool este año. Que la gente esté cómoda es esencial, pero 35.000 para una primera edición de Download es muy buena cifra".
"Download ha venido a Madrid para quedarse. Nuestra idea de futuro es hacer durante el año giras Download y hacer actividades por la ciudad para crecer a lo ancho. Tenemos que hacer que Madrid sea una ciudad buena para los festivales, que son unas herramientas geniales para el turismo y una forma de conseguir mucho dinero de los visitantes", explica.
A este respecto, recalca que "Madrid ha perdido algunas importantes giras internacionales y eso es lo que tiene que cambiar". Además, añade que "hay buena relación con las instituciones de la ciudad", por lo que no se quejan del apoyo, si bien aprovecha para afirmar que "se tendrían que implicar más para crear espacios polivalentes para este tipo de eventos".
"Para Mad Cool La Caja Mágica se ha quedado pequeña y para la segunda edición del Download va a pasar igual. Es una pena que pierdas 15.000 personas por falta de espacio, porque queremos pelear con los grandes festivales europeos que son de 60.000 asistentes por día. Tener más aforo te da opción a tener mejores bandas porque todo es más grande", señala.
"Esta es una primera edición, un primer paso, pero tenemos que ir a más, a ser una referencia del género en el sur de Europa", insiste Arnáiz, quien además subraya que "el perfil de este festival es el mejor público, el más fiel, el que menos problemas da, disfruta con lo que hay, nunca hay incidencias". "Si le cuidamos y le damos lo que quiere, se quedarán aquí y no se irán a otros festivales de fuera", remacha.
HAMLET ENCABEZA LA REPRESENTACIÓN ESPAÑOLA
La representación de bandas españolas, que rondan la veintena, está encabezada por Hamlet, nombre clásico de los sonidos duros en nuestro país durante ya treinta años. Su vocalista, Molly, se muestra encantado por que su ciudad tenga un "festival de primera división", y por eso anticipan que llegan con las "pilas muy cargadas".
Además, su actuación será en el escenario principal, por donde pasarán los nombres más destacados. "Para nosotros un premio por tantos años. Sabemos lo que somos, lo que hemos conseguido y lo que queremos seguir haciendo. Creo que el grupo merece estar ahí, aunque tampoco es que nos guste demasiado hablar de nosotros mismos", admite el cantante.
Por su parte, el guitarrista Luis Tárraga desea que Download se "consolide", aunque recuerda que "ya Madrid tuvo festivales gordos que dejaron de hacerse como Festimad y Sonisphere". "El cartel en general está chulo, hay grupos de aquí muy buenos y mucho peso de fuera", apostilla.