Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren 56 estructuras arqueológicas del final de la Edad del Bronce y De Hierro en Sabadell

Una expedición arqueológica en el sector de Can Roqueta - Can Revella, en Sabadell --en la carretera B-140--, ha descubierto 56 estructuras arqueológicas de diferente tipo que datan del final de la Edad de Bronce y de la Edad de Hierro.
Asimismo, hay documentación de un conjunto de estructuras adscritas al inicio de la edad del bronce y de dos entierros de los siglos VII y VIII, según ha informado el Ayuntamiento este jueves en un comunicado.
En el hallazgo predominan los vasos de cerámica de formas y dimensiones diversas que se usaban para almacenar, así como partes de cabañas, techos y estanterías, entre otros elementos, que serán analizados algunos de ellos en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).
La excavación, dirigida por las arqueólogas Noemí Terrats y Almudena Garcia, bajo la coordinación del director de la empresa Arqueolític Terra Sub y profesor de la UAB, Antoni Palomo, ha venido motivada por una actuación encaminada a mejorar el tráfico de camiones en el polígono industrial de Can Roqueta.
Los trabajos, en los que han intervenido diez arqueólogos y especialistas, forman parte de las actuaciones iniciadas entre 2005-2006 y que se retomaron en 2009.
REFERENCIA DEL SUR DE EUROPA
El consistorio ha estimado que probablemente se trate de uno de los yacimientos arqueológicos de la prehistoria reciente "más importante del sur de Europa y del levante peninsular", por esta razón, la área está catalogada como Espacio de Expectativa Arqueológica en el Plan Especial de Protección de los Bienes Arqueológicos, Medioambientales y Arquitectónicos de Sabadell.
El espacio, conocido desde 1913, en los últimos 30 años ha sido objeto de una veintena de prospecciones y excavaciones que han servido para delimitar 250 hectáreas y se han documentado más de 2.500 estructuras prehistóricas, protohistóricas e históricas.