Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denzel Washington recibe el premio Donostia en San Sebastián

Denzel Washington dice que quiere ser español. "No hablo español, pero en mi corazón soy español", aseguró anoche en San Sebastián. Le premiaban por haber sido otras cosas más exóticas: abogado en "Filadelfia", boxeador en "Huracán Carter", soldado en "Tiempos de gloria", Malcom X en Malcom X... y un hombre normal que esconde a un superhéroe en "El protector", la película que presenta en este festival. Es su reencuentro con Antoine Fuqua, el que le dirigió en Día de Entrenamiento y le hizo ganar uno de sus dos óscar. También tiene dos globos de oros, dos osos de plata... ¿Por qué es entonces especial este de San Sebastián? Primero, porque es el primer artista negro que lo consigue. Y dos, porque pocas veces se había visto un actor que desatara tanta pasión vasca.