Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristina Pedroche: "Ceno todas las noches muy bien porque David me hace la cena"

Cristina Pedroche tiene un final de año cargado de proyectos profesionales. Además de ser imagen de Elogy y presentar Sexy Roles, será la encargada de dar una vez más las campanadas de Fin de Año. Esta vez, la colaboradora de Zapeando cambiará la compañía del actual presentador de First Dates, Carlos Sobera, por uno de los mejores chefs de España, Alberto Chicote.
CHANCE: Apostando por la moda.
Cristina Pedroche: Vamos a contarlo todo, poco a poco. Lo que voy a contar es que soy la imagen de Elogy, muy contenta y todas las mujeres y los hombres tienen que ser sexy.
CH:¿Te sientes sexy?
C.P: Me siento la más sexy del mundo. No hay nadie que sea más sexy que yo.
CH: Y para David.
C.P: Por supuesto.
CH: Más delgada.
C.P: No paro de trabajar, con tres programas a la vez. Eso no significa que no esté comiendo ni que esté haciendo dieta de 1.200 calorías. No cuento las calorías. Desde que conocí a David no puedo comer mejor. Me he quitado la comida basura. Me como una hamburguesa con patatas fritas, pero la que me hace David y eso es más sano. Ceno todas las noches muy bien porque David me hace la cena y me voy corriendo a ver qué me ha preparado mi marido.
CH: Da igual lo que hagas...
C.P: Haga lo que haga va a haber críticas. Antes me llamaban la ballena de Vallecas.
"LAS CRÍTICAS NO PUEDEN AFECTAR SI ES DE GENTE QUE NO CONOCES Y TE DAN UN POCO IGUAL"
CH: Dicen que se te marcan las costillas.
C.P: El tema de las costillas es porque estoy haciendo unos ejercicios, que llevo tres meses, más en profundidad y es a propósito. Meto la tripa para dentro mientras hago los ejercicios.
CH: ¿Las críticas te afectan?
C.P: Las críticas no pueden afectar si es de gente que no conoces y te dan un poco igual. Soy feliz. Hago caso a mis padres, a mi familia, a mi marido y a mis amigos. Me siento ideal. He adelgazado tres kilos y eso no es para pasar de ballena a espina. No es una locura.
CH: ¿Te gustaría concursar en Mastechef?
C.P: El Masterchef Celebrity ya lo hago cada día en mi casa cuando tengo que hacer algo.
CH: Con David todo viento en popa.
C.P: Ya vamos a hacer dos años que estamos juntos. Vivimos tan intenso nuestro amor que el primer año que presenté las Campanadas ya estábamos juntos y es el tercer año que voy a dar Las Campanadas.
"NO ME VEO CAPACITADA AHORA MISMO PARA TENER UN BEBÉ"
CH: ¿Discutís?
C.P: Nos amamos y vamos de la mano pero no voy dándole besos. Hay momentos en los que sí porque cuando estoy con él saco todo... David me ha hecho otra persona, me ha hecho distinta y mejor. Ya era persona y mujer pero él me ha complementado perfecto. No es que sea mi mitad, es que somos uno y al que le moleste lo siento.
CH: ¿No os animáis a dar un paso más?
C.P: El paso más es estar uno con el trabajo del otro y yo quiero a mi marido.
CH: ¿Maternidad?
C.P: Acabo de cumplir 28 años, soy muy joven, ahora solo quiero a David para mi. No quiero que de madrugada niño llore, no me veo capacitada ahora mismo. Cuando se tiene un bebé es para tenerlo, quererlo, cuidarlo, mimarlo, no quiero que mi madre y su madre se encarguen. Si tengo un bebé ahora, David a Londres y yo que. Eso a mi no me gusta. Un bebé es para darle el máximo.
CH: Que gozada lo de Londres.
C.P: No veo nada. Vamos del hotel al restaurante y no hacemos nada más. No tenemos tiempo.
CH: ¿Hace cuánto tiempo que no vais al cine?
C.P: Ni me acuerdo. Con el tema de Londres súper involucrados porque queremos que sea un éxito de verdad.
CH: ¿Formas parte?
C.P: Sí, de los dos. Yo decidí la decoración, yo he decidido los trajes de las camareras, yo decido todo, no cocino. David no tiene tiempo y lo decidimos conjuntamente. Él se encarga de la cocina.
CH: Será por etapas y la cosa más tranquila.
C.P: En enero la cosa ya más tranquila y no tendremos que estar con las manos en el barro y podremos tener nuestro momento. David necesita menos tiempo para dormir y yo si no duermo cinco horas al día estoy muerta y se me nota, ojeras. David duerme tres horas y está más fresco que una lechuga. Ahora termino aquí, me veo al restaurante, ceno y cuando terminamos nos vamos a casa y a esa hora está con toda la emoción de todo y súper activo. Vemos serie, tumbados en el sofá y vivimos ya en la casa nueva.