Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cor de Teatre lleva a Madrid 'Allegro', un homenaje a la "envoltura musical" de la vida cotidiana

La compañía catalana Cor de Teatre lleva este fin de semana (27 a 29 de enero) su espectáculo 'Allegro' a los Teatros del Canal de Madrid, después de pasar por escenarios de Gerona, Barcelona y Lyon (Francia). Se trata de una obra musical cantada 'a capella' y sin texto, con la que pretenden realizar un homenaje a la música y a la "envoltura musical" que, según su director artístico, Paco Mir, rodea la vida del día a día.
Mir y el director de la compañía, David Costa, han explicado que, para esta producción, quisieron ir "un paso más allá" de 'Operetta', la anterior obra de Cor de Teatre, y llevar a los escenarios un espectáculo dramatizado continuando con la estructura de 'sketches'.
"Estuvimos buscando piezas que nos gustasen y que pudiesen ser adaptadas para ser cantadas a capela. Luego hubo que buscarle una historia a las piezas. --ha explicado Mir, a quien Costa contactó para producir el espectáculo en calidad de director artístico--. El hilo conductor es precisamente la musica nos rodea en el día a día: hay música en el despertador, en el móvil, en el ascensor, en la radio, en Youtube..."
Como resultado, la obra que ahora llevan a Madrid (aunque se estrenó en 2014) está compuesta por 30 'sketches' que recorren la "típica vida de persona urbana del día a día", desde que se despierta hasta que se acuesta, pasando por el trabajo, el gimnasio, un partido de fútbol o el coqueteo en una discoteca, entre otros escenarios en los que la música está presente.
El repertorio musical está compuesto por algunas de las obras clásicas más conocidas, eso sí, interpretadas 'a capella' y dramatizadas por el elenco de 14 actores y cantantes de la compañía. "Primero elegimos las canciones que nos gustaban y luego preparamos las escenas en función de lo que nos inspiraban esas canciones --han explicado los responsables del espectáculo--. Había un montón, y de estas una de Mozart nos sugirió un 'sketch' sobre 'hooligans', otra (el dueto de Papageno y Papagena) un coqueteo en una discoteca; otras, otras cosas, y no todas entraban dentro de un guión. Muchas se quedaron fuera y otras entraron".
UN LENGUAJE PROPIO
Tanto para Mir como para Costa, lo que hace diferente a 'Allegro' es el "lenguaje" que ha desarrollado la compañía y que consiste en mezclar "música a capela, teatro gestual y altas dosis de humor", según el director y fundador de la compañía. "Es casi un espectáculo para trapecistas sin red --asegura Costa--. La música polifónica era lo que me gustaba más y por eso cogimos la base de la polifonía vocal como base pero buscando otras líneas para darle originalidad, romper la cuarta apred, comunciar mucho y dar altas dosis de humor para nuestro repertorio".
De hecho, el director artístico del espectáculo ha puesto de relieve la "gran dificultad" que supone la obra para los intérpretes, debido a que "de por sí es muy difícil cantar a capela y todavía más sin director", pero lo es mucho más si "mientras cantan tienen que hacer cosas que ningún cantante tiene que hacer". "Tienen que tener una oreja en sus compañeros y otra en el público. Realmente es complicadísimo", ha asegurado.
Además de su paso por Madrid, que incluirá cuatro únicas funciones, Cor de Teatre tiene previsto llevar la obra a Vitoria y "darla a conocer por el resto de España" en un futuro próximo. Además, han indicado que durante su representación en Lyon les contactaron para actuar también en Suiza, aunque señalan que es algo que "todavía está por confirmar".