Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo Europeo de Editores celebra la propuesta de Bruselas sobre propiedad intelectual y 'copyright'

El Consejo Europeo de Editores ha dado la bienvenida a la propuesta del Ejecutivo comunitario en materia de propiedad intelectual y 'copyright', y en especial al reconocimiento de la necesidad de proteger "la inversión significativa en contenido profesional y periodismo de calidad" que efectúan las empresas editoras de noticias.
La directora ejecutiva de esta organización, Angela Mills, ha afirmado que los lectores "se beneficiarán de una mayor inversión en periodismo de calidad y contenidos de entretenimiento que continuarán encontrando en multitud de plataformas".
"Los editores continuarán ofreciendo botones para que los lectores puedan compartir y enlazar nuestros artículos como antes. A pesar del alarmismo generalizado, el 'link' no está bajo amenaza", ha expresado.
Entre otras cuestiones, la Comisión Europea ha propuesto este miércoles 14 de septiembre conceder a los medios de comunicación un derecho legal que les permita reclamar a plataformas y páginas 'online' compensaciones por compartir fragmentos de los contenidos informativos en sus espacios web.
El Ejecutivo comunitario aboga otorgar a las empresas editoras de noticias los llamados "derechos conexos", es decir, aquellos cuyo objetivo es "proteger los intereses legales de personas físicas o jurídicas que contribuyen a hacer un contenido accesible al público", según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).
De esta forma, los editores de noticias tendrán la opción de reclamar una compensación a agregadores de noticias, plataformas de contenidos o redes sociales por compartir extractos de sus contenidos. No obstante, a diferencia del modelo español implantado con la Ley de Propiedad Intelectual, se trata únicamente de un derecho del que podrán hacer uso en sus negociaciones con estas plataformas online y no de una obligación, lo que significa que también podrán renunciar a ese derecho.
Otra diferencia con el modelo español es que se circunscribe exclusivamente a los agregadores de noticias, mientras que Bruselas habla de agregadores, plataforma de contenidos o redes sociales que compartan extractos de contenidos de los editores de noticias.
"Sobre todo, la Comisión espera que los nuevos derechos den a la industria de prensa una posición de negociación más fuerte para proteger sus inversiones, explorar nuevos modelos de negocio y eventualmente completar su transición al entorno digital", ha destacado el Ejecutivo comunitario.