Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso pide al Gobierno que impulse una ley de arquitectura que proteja edificios de los siglos XX y XXI

La Comisión de Cultura del Congreso ha apoyado este jueves 1 de junio una proposición no de ley de Ciudadanos por la que insta al Gobierno a crear un grupos de trabajo, con participación de la sociedad civil, con el objetivo de impulsar una ley nacional de arquitectura que ponga en valor, entre otros objetivos, la arquitectura de los siglos XX y XXI.
El portavoz de la formación naranja en este órgano, Diego Clemente, ha señalado que la arquitectura contemporánea es "vulnerable" a las transformaciones y, a su juicio, hay autoridades que están siendo "cómplices de la autodestrucción" del legado en esta materia.
Edificios emblemáticos del siglo XX como 'La Pagoda' de Miguel Fisac han acabado demolidos por carecer de la protección que sí existe para los bien es históricos de siglos anteriores. El frontón de Beti-Jai o la antigua cárcel de Carabanchel, todos ellos en Madrid también se han visto amenazados.
Por ello, el texto votado, negociado entre todos los partidos, pide que se colabore con los autonomías para la inclusión de la arquitectura contemporánea en los catálogos de protección de los planes generales de ordenación urbana y en los planes de protección y reforma interior de los núcleos históricos, asignando a los edificios los niveles de protección específicos según su valor.
Además, la comisión apoya que las administraciones deben velar por la protección de estas obras en los planes urbanísticos de los municipios, que, según el texto, se puede hacer efectiva con la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del edificio, u otras declaraciones que regulen las legislaciones autonómicas pertinentes. El edifico contarán, entonces, con ayudas públicas para facilitar su conservación o rehabilitación en el caso de que sea necesario.
SENSIBILIZAR DESDE EL COLEGIO
La iniciativa también llama al Ejecutivo a promover la realización de estudios que ayuden a identificar y conocer mejor las aportaciones más valiosas de la arquitectura del siglo pasado y del actual y le insta a destinar los recursos necesarios para realizar campañas de difusión para fomentar "los valores colectivos e individuales" de esta expresión artística.
El objetivo, según indica la iniciativa es que se "sensibilice a los propios ciudadanos" y que éstos reconozcan este patrimonio como propio. Para ello también piden que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que incluya una materia en este sentido en los planes de estudio y que esta medida se plantee en el Pacto educativo en el que se está trabajando en la Cámara Baja.
Además de abogar por charlas y visitas de los alumnos a obras importantes de su entorno, la comisión también ha pedido que se promueva desde el Ejecutivo el turismo ligado a la arquitectura.