Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Conca recomienda al Palau de la Música completar la simplificación societaria

El Consorci del Palau se disolverá cuando haya sentencia firme
El Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (Conca) ha recomendado este lunes a la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música concluir el proceso de simplificación societaria, que se encuentra parado con motivo de las diligencias judiciales del 'caso Palau' que ha obligado a mantener activo el Consorci del Palau.
En la presentación de la 'Evaluación Estratégica de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música (2013-2016)', la secretaria del Conca, Mercè Gisbert, ha afirmado que la simplificación está "en proceso", pero que no es una cuestión fácil y rápida, debido a la herencia de la gestión en tres sociedades y el proceso judicial en el que la institución está sumida.
El director general del Palau de la Música, Joan Oller, ha recordado que hasta enero de 2012 la gestión de la actividad se dividía entre tres sociedades: la Associació Orfeó Català --que se mantiene sin gestionar actividad--, el Consorci del Palau de la Música y la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música, ésta última en la que se decidió unificar toda la actividad.
Oller ha asegurado que la decisión de mantener activo el Consorci es para tener una única voz todas las administraciones en el proceso judicial, y que se disolverá una vez haya sentencia firme del proceso judicial, y que la Associació, como propietaria del Palau, mantiene actividad únicamente para designar sus representantes en la fundación.
Para Gisbert, el 'caso Palau', pese al impacto que ha podido producir en la imagen de la institución, es una oportunidad para la dirección de "tomar las riendas" y contrarrestar con reformas integrales, optimización de la gestión y transparencia.
El Conca también ha recomendado definir un contrato programa con las administraciones, mantener y aumentar las líneas de cooperación con L'Auditori y el Gran Teatre del Liceu --cuestión que Oller ha dicho que tienen que profundizar-- y garantizar el equilibrio de la oferta del Palau entre la programación propia y la externa.
Oller ha dicho que el Palau de la Música es atractivo para los promotores externos, pero que tienen que garantizar calidad y variedad estilística, señalando que la voluntad para el futuro es incrementar el número de conciertos propios
FORTALEZAS Y DEBILIDADES
La extensa evaluación de la institución, que a petición propia se ha sometido a ella, señala fortalezas del Palau de la Música como su vocación comunitaria pese a ser privada; la dependencia presupuestaria pública limitada --un 12%--; disponer de dos salas plenamente operativas y tener unos ingresos propios diversificados.
Gisbert también ha señalado debilidades a mejorar, más allá de la estructura societaria, como una planificación estratégica parcial --el Palau iniciará en breve la discusión de su nuevo plan estratégico--; la falta de mecenazgo; la participación limitada de autores catalanes; la necesidad de mejoras en la acústica del Petit Palau; la calidad percibida diferencial entre la programación propia y algunas externas, y que las visitas patrimoniales a la institución solo puedan ser de un tipo.
La evaluación del Conca remarca que la gestión de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música se adecua y cumple "las exigencias requeridas y mantiene una dimensión estructural ajustada" pese a la ambición de los objetivos.
El director general del Palau ha considerado que el informe "refrenda" la nueva estructura organizativa, y ha aplaudido que tenga una alta valoración de la programación propia, las actividades del servicio educativo y su proyecto social.