Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clara Sánchez: "'Cuando llega la luz' no es una novela de nazis sino una reflexión sobre la maldad y el amor"

La escritora Clara Sánchez acaba de publicar 'Cuando llega la luz', una "consecuencia" que "no continuación" de 'Lo que esconde tu nombre', la novela que fue Premio Nadal 2010 y con la que alcanzó más de un millón de lectores. Con el hilo conductor de los mismos protagonistas principales, Julián y Sandra, la autora quiere dejar claro que no se trata de una obra "sobre nazis", sino que los personajes "dan lugar a reflexionar sobre la maldad, la hipocresía, pero también sobre el amor y la vejez".
"No me han interesado nunca los nazis de uniforme que salen en las películas, sino estos", los que recoge en sus dos obras, ambientadas en el pueblo de Dianium (Dénia), que "forman parte de nuestra historia de España, porque se ocultan bajo la vejez y como turistas y son la representación del mal" relata en una entrevista a Europa Press.
Julián y Sandra vuelven a verse envueltos en una historia de sacar a la luz nazis olvidados, escondidos en la costa alicantina, donde pensaban acabar tranquilamente sus vidas sin ser sorprendidos por un anciano que en su día fue una de sus víctimas y que en esta entrega ha comprendido que "está en condiciones de ejercitar la Justicia".
"Si se toman la Justicia por su mano es porque a lo mejor, la Justicia debería ser más justa y rápida", considera la escritora, que quiere recalcar que estos dos personajes "no son seres indeseables, pero se encuentran en situaciones muy comprometidas en las que hay que actuar".
"Ya juzgará el lector", concluye, para añadir que, en todo caso, "los malos no tienen vuelta de hoja. Han perdido los escrúpulos, pero la gente normal no ha venido para ejercer de buena, sino que lo que tratan es de que no les machaquen". Y resume: "no es una novela maniquea de buenos o malos. Es una defensa ante la maldad".
Aunque admite que los personajes tardaron "muchos años" en "cuajar" en su cabeza, la historia arranca de una vivencia suya en Dénia, donde se fue a vivir, a dar clases y supo que uno de sus vecinos era nazi, al igual que otros que residían por allí. "Dénia se convirtió en una geografía mítica para mí. Que sea un lugar destinado a ser de veraneo y que escondiese esa realidad tan terrorífica, era la expresión de lo que siempre he querido contar: que no siempre somos lo que parecemos", describe.
"NO QUEDARSE EN LO SINIESTRO
La autora admite que escribir ambas novelas --con un intervalo de tiempo de seis años-- le ha servido para darse cuenta de que "no nos podemos desprender así como así de lo que ha pasado, porque todo tiene consecuencias" y para un proceso de "maduración interno" que resumen en la idea de que "hay que ir buscando el lado más luminoso de la vida. No quedarse en lo siniestro".
En la segunda novela, los que eran "jóvenes cachorros" de unos "viejecitos que eran auténticos monstruos" toman peso, una situación que compara a "esos grupos y partidos que me dan horror de ultraderecha y neonazis que se están haciendo terriblemente fuertes en Europa". Al respecto, señala que el nazismo se ha nutrido de siempre de "lo más primitivo del ser humano: el creerse superior, pensar que pueden expoliar y humillar al prójimo".
PELÍCULA, "EN CIERNES"
Clara Sánchez asegura que le gusta que su novela se vea pasar como "una película" y ha confesado que "están mirando" el paso a la gran pantalla. "Hay algo en ciernes", dice, aunque prefiere no hablar más hasta que no esté en marcha. Y en cambio, no le gusta pensar en si 'Cuando llega la luz' tendrá el mismo éxito que 'Lo que esconde tu nombre'.
"Mejor no pensar en esas cosas porque si no, no haces lo que tienes que hacer", ha manifestado, para incidir en que estaba interesada en saber cómo podían evolucionar sus personajes y no descarta "para nada" un tercer libro por la introducción de nuevos protagonistas, que tienen "mucho rencor y mucho amor" y que en algún caso define como "una aparición mariana".