Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Centro Dramático Gallego interpretará por primera vez en 2017 dos piezas de Valle-Inclán en gallego

La Asociación de Actores e Actrices de Galicia critica la "escasa producción" y "baja contratación actoral"
El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, ha puesto en valor este miércoles que el Centro Dramático Galego (CDG) interprete en 2017 "por primera vez" a Valle-Inclán en gallego, tras las críticas de la Asociación de Actores e Actrices de Galicia (AAAG) por la "escasa producción" y la "baja contratación actoral".
Los actores gallegos denunciaron recientemente que el CDG adaptará en 2017 dos piezas de Valle-Inclán al gallego, 'As galas do defunto' y 'A filla do capitán', dejando, sin embargo, "coja" la trilogía 'Martes de Carnaval', ya que no se hará lo mismo con 'Los cuernos de Don Friolera'.
Una cuestión que la AAAG achaca a "cuestiones presupuestarias que no responden a criterios artísticos", al tiempo que reprocha que el elenco de estas piezas vaya a estar formado "únicamente por 10 intérpretes", un "volumen de contratación totalmente inaceptable".
Preguntado por esta cuestión por la prensa durante la presentación en Santiago de un nuevo número de la revista Bradomín --que ahonda en la obra del autor de 'Luces de bohemia'--, Román Rodríguez considera que debe primar que "es muy importante" que el CDG "aborde" la representación de la obra en gallego, más allá de estas críticas, "algo que se lleva demandando muchísimo" y "que afortunadamente este año se puede hacer".
Si bien reconoce que solo se van a poner en escena dos partes de las tres que componen la trilogía 'Martes de Carnaval', Rodríguez apunta que la representación que se hace en el CDG "es mucho más amplia que esta producción de Valle".
NUEVO NÚMERO DE BRADOMÍN
Así, este miércoles se ha presentando en la Cidade da Cultura el número cinco de la revista Bradomín, dedicada al estudio de la figura de Valle-Inclán, que en esta ocasión se centra en su legado teatral.
Este número cuenta con cinco textos de: Manuel F. Vieites (sobre las comedias bárbaras del autor de Vilanova de Arousa), Xaquín Núñez Sabarís (acerca de su paso por la escena portuguesa), Inmaculada López Silva (su figura y la identidad teatral de Galicia), Gabriela Rivera Rodríguez (aborda 'Martes de Carnaval') y Héctor Paz Otero (sobre 'Sonatas').
Esta edición se completa con los dibujos del pintor Pedro Castro Couto, que él mismo ha explicado se dividen en tres técnicas: plumilla, pintura y mixta. Su intención era "recrear la obra teatral con una visión distinta", y para ello se vale de obras como 'Divinas palabras' y 'Romance de lobos'.
150 ANIVERSARIO
Por su parte, Santos Oujo, de la Fundación Valle-Inclán, ha mostrado el agradecimiento por esta revista, dirigida por José Antonio Ponte Far, así como por el trabajo de la Consellería de Cultura, a la que ha realizado el "ruego" para 2017 de que "sigan en esa línea y mejoren un poco".
En la presentación de esta revista, tanto el conselleiro Román Rodríguez como el secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo, han resaltado los "muchísimos" eventos realizados durante este 2016 con motivo de los 150 años del nacimiento del escritor, que se extenderán a 2017.
A este respecto, Román Rodríguez ha hecho hincapié en que este año conmemorativo ha servido para "poner en valor" la figura de Valle-Inclán, un escritor que supone "un antes y un después" en la literatura española, y que ve un "icono" como creador del esperpento.
El conselleiro aprecia que, "pese a no escribir en gallego era un autor profundamente gallego", una persona "muy vinculada a Galicia", que "trasladó el sentir gallego al conjunto del mundo". Un dramaturgo "indiscutible" de gran "trascendencia" para el desarrollo del teatro.
Asimismo, el director de la publicación de Bradomín, José Antonio Ponte Far, ha incidido en que Valle-Inclán "alcanzó cotas insuperadas aún hoy en Europa" en el mundo del teatro, al que ve "equivalente" a lo que supuso Picasso para la pintura.