Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Céline Dion se sincera: "Mi marido quiere morir en mis brazos"

La cantante Celine Dion en Las VegasGTRES

La cantante Céline Dion atraviesa un terrible momento personal por la terrible enfermedad que padece su marido, el productor de 76 años René Angélil. El productor sufre un grave cáncer de garganta contra el que no deja de luchar. "Mi marido quiere morir en mis brazos", afirmaba Dion en su entrevista para USA Today.

A pesar de que ha regresado a escena en Las Vegas, la cantante ha asegurado "no lo necesitaba. No quiero que me malinterpreten, me encanta cantar para la gente, pero tengo prioirdades".
En su entrevista la cantante ha afirmado con tristeza que "mi marido quiere morir en mis brazos" y ha asegurado que su respuesta al deseo de su marido ha sido firme: "Bien, estaré aquí, te morirás en mis brazos"
Sin duda, Céline Dion afronta la situación con dureza. Quizás tras el shock del principio, Dion ha ido aceptando poco a poco el punto en el que se encuentra su vida: "Cuando ves como una persona lucha duramente, causa un gran impacto en ti", explicaba Dion. "Cuando ves a tu marido enfermo tienes dos opciones: o lo ves o no le puedes ayudar y eso te mata. O puedes mirarle y decir. Te tengo, lo entiendo, estoy aquí todo va a estar bien".
Ambos se conocieron cuando René Angélil se convirtió en el productor de la cantante. A partir de ahí, su relación fue poco a poco convirtiéndose en una de las más sólidas del panorama musical, pues llevan casados desde 1994 y a partir de ahí formaron su hogar con sus tres hijos que tienen en común: René-Charles, Nelson y Eddy.
Sabiendo que estará al final de la vida de su amado, lo que más le preocupa tanto al productor como a ella es el tiempo de vida que le queda a René: "Hemos preguntado a los doctores muchas veces cuánto tiempo nos queda. ¿Tres semanas? ¿Tres meses? René quiere saberlo", explica, "pero ellos no lo saben", sentencia.