Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cayetano Martínez de Irujo, de Siria: "Está siendo un Holocausto del siglo XXI"

Cayetano Martínez de Irujo no quiso perderse esta semana el estreno del documental Nacido en Siria. Dirigido por Hernán Zin la película narra la guerra de Siria a través de los ojos de siete niños refugiados que cuentan como ha sido su experiencia desde su llegada a los países de acogida.
De lo más comprometido con la causa, el hijo de la Duquesa de Alba reivindicó la complicada situación por la que están pasando los ciudadanos de Siria y recriminó la poca implicación que están teniendo países como Estados Unidos o el resto de Europa.
CHANCE: Eres una de las primeras personas que ha acogido a refugiados Sirios.
Cayetano Martínez de Irujo: Está siendo un Holocausto del siglo XXI comparable a cualquier otro Holocausto de otro tiempo y es absolutamente vergonzoso que estén dando la espalda países como Estados Unidos, Europa y que Putin, el presidente de Rusia, esté cometiendo un genocidio en un país como Siria y exterminando y expulsando al propio pueblo Sirio de su país. Es algo absolutamente intolerable y lamentable que la humanidad tolere esto en nuestros días.
"ESTA GENTE TIENEN DERECHO A VER A SUS FAMILIARES Y QUE SE LES CONCEDA ALGO DE INDULTO"
CH: Sigues teniendo a las familias contigo.
C.M.I: Sí, siguen conmigo, recientemente los niños están escolarizados, el niño con edad escolar, otro nacido en España y lo regularizamos porque no estaba registrado y recientemente he pedido un permiso de turista para la madre de la mujer para que pueda venir a España. De momento lo han denegado porque ellos entraron con permiso de turista pero luego se han quedado, pero es que no hay otra forma de salir del Líbano que no sea con permiso de turista. Yo estoy plenamente convencido que, además yo me he responsabilizado como lo he hecho con otros miembros africanos que he traído a España que después de tres meses vuelvan a su país. Esta gente tienen derecho a ver a sus familiares y que se les conceda algo de indulto.
CH: ¿Cómo lo viven los niños?
C.M.I: Es espeluznante, cuando llegaron aquí el niño de siete años no conocía lo que era un animal, mi finca está llena de ellos y estaba atemorizado. Al día de hoy después de dos años cada vez que vamos a visitarle y vamos con un amigo que él no conoce, se esconde detrás de las puertas. Tiene miedo escénico a cualquier persona que él no conozca. Lleva un año escolarizado, se ha abierto con los niños de Carmona y su vida se ha empezado a normalizar, pero el trauma que tienen esos niños es alucinante. Es un tema que habría que seguir día a día para que hubiera una reacción de los países que la tendrían que tener.
"NO ES DIFÍCIL QUE ESTE NUEVO AÑO SEA MEJOR QUE EL ANTERIOR"
CH: ¿Son personas agradecidas?
C.M.I: Son personas cultas, el que se ha quedado en mi finca es médico, el de Madrid era ingeniero industrial, gente que habla cinco idiomas, que no han salido de Siria por voluntad propia. Les destruyeron su casa, el hospital, le mataron a un hijo, la otra familia le dieron una familia al niño de 16 años que le tuvieron que extirpar los testículos... Lo que ha pasado en Alepo, como han masacrado a esa gente, las tropas de Rusia, como están echando al pueblo Sirio para repoblarlo de egipcios e iraníes, para que este hombre siga gobernando. Es algo inédito, es el único país que no le han dejado llevar a cabo la primavera árabe, la revolución, pero solo para tener algo de libertad y para vivir como se vive en los países occidentales.
CH: Una de las familias se mudó a Madrid porque le daban miedo los espacios abiertos.
C.M.I: Exactamente, tenían dos hijos y uno de ellos tenía un miedo terrible a los espacios abiertos porque el ejército recluta a la fuerza a los jóvenes sirios, te viene, te capturan y te reclutan y si no se cargan a tu familia. Entonces por eso no soportaron la presión de estar allí y se vinieron para Madrid y creo que les va bien.