Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La plaza de la Catedral de Cádiz acoge una exposición con seis bronces monumentales del escultor Henry Moore

La plaza de la Catedral de la capital gaditana acoge desde este miércoles y hasta el 20 de noviembre la exposición 'Henry Moore. Arte en la calle', que ha sido presentada por la Obra Social 'la Caixa' y la Fundación Cajasol en colaboración con el Ayuntamiento de Cádiz.
En la presentación de la exposición, el alcalde, José María González (PCSSP), ha mostrado su agradecimiento a ambas entidades "por hacer posible que todos los gaditanos y visitantes, que son miles en esta época del año, podamos contemplar estas seis obra monumentales de Henry Moore". Asimismo, se ha mostrado convencido de que, gracias a esta iniciativa, muchas personas comenzarán a interesarse por la obra de este escultor británico.
"Sacar arte a la calle es una de las iniciativas más acertadas que podemos apoyar desde una institución pública como el Ayuntamiento, ya que supone acercar a los ciudadanos artistas de altísimo nivel y suponen un reclamo cultural de primer orden", ha manifestado González, que ha añadido que en Cádiz "tenemos uno de los mejores museos posibles, que es la propia ciudad", y ha animado a las instituciones y entidades presentes a que sigan pensando en el Consistorio gaditano para realizar otras iniciativas similares.
Por su parte, el director territorial de La Caixa en Andalucía Occidental, Rafael Herrador, ha recordado que el programa Arte en la Calle se puso en marcha en el año 2006. Asimismo, ha sellado su compromiso con la ciudad de Cádiz afirmando que "seguiremos mostrando aquí otras futuras exposiciones".
El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha destacado la oportunidad que supone esta iniciativa de disfrutar de las monumentales figuras de Moore "expuestas en un lugar también monumental y privilegiado, como es la plaza de la Catedral", creando así un marco "único e irrepetible" tanto por "su entorno" como por "la luz tan especial que tiene Cádiz". "El impacto es impresionante", ha enfatizado.
La conservadora de la Fundación Henry Moore, Hannah Higham, ha calificado como "significativa" la presencia en España de esta exposición dada la vinculación del escultor británico con el país. "Moore encontró la inspiración en España en el verano de 1934, y tres años más tarde conoció a Pablo Ruiz Picasso, quien dejó una huella en él", ha explicado. Higham también ha expresado su satisfacción por el escenario "adecuado" en el que se exhibe ya la muestra, resaltando la "increíble fachada de la Catedral de Cádiz".
Henry Moore (1898-1986) es uno de los grandes maestros de la escultura moderna. Los seis bronces monumentales que forman la muestra fueron creados por el escultor en la cúspide de su carrera, entre los años 1960 y 1982, y son representativos de los motivos principales de la obra del artista: la fascinación por la figura reclinada y los temas sobre madre e hijo; la exploración de la relación entre la figura humana y el paisaje tanto urbano como rural; la tensión entre lo natural y lo abstracto; y la transformación de los objetos naturales en formas escultóricas.