Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado (PP) confía en que "el impulso a lo hispano" siga en EEUU pese a retirar el español de la web de la Casa Blanca

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, se ha mostrado confiado en que "el impulso al español y a lo hispano en Estados Unidos siga en la actual Administración" pese a la decisión de la Casa Blanca de retirar el idioma español de su página web. En cualquier caso, Casado ha precisado que el actual ejecutivo, liderado por Donald Trump, "tiene todo el derecho a decidir lo que considere oportuno en su política de comunicación".
"Ese 11% de población norteamericana que ya habla español hace que España se sienta mucho más cerca y esperamos que ese impulso al español y a lo hispano en Estados Unidos siga en la actual Administración que, por su puesto, tiene todo el derecho a decidir lo que considere oportuno en su política de comunicación", ha afirmado Casado al ser preguntado al respecto en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Dirección del PP.
"Es verdad que parece que va a haber cambios en la nueva página web --ha señalado Casado-- e incluso también en los mecanismos de actuación en las redes sociales porque Trump va a mantener su perfil en Twitter junto con el oficial, que me imagino Obama le cederá, y a ver hacia dónde evoluciona esto".
No obstante, ha aseverado que tanto desde el PP como desde el Gobierno se seguirá impulsado el uso del idioma pues, a su juicio, el hecho de que "tantos centenares de miles de personas de todo el mundo se comuniquen en esta lengua es una riqueza y desde luego que lo hagan en Estados Unidos es una potenciación no sólo de la lengua sino también de la economía".
Por todo ello, de cara al futuro, Casado ha indicado que espera que la relación entre ambos países "siga siendo estrecha" y que España sea "socio prioritario".