Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bobbi Kristina recibió una gran paliza de su novio-hermanastro antes de la tragedia

Bobbi Kristina Brown con su marido, Nick GordonGTres

El mismo día que la familia de Bobbi Kristina hacía oficial su traslado a un centro de paliativos, la abogada de la joven de 22 años ha presentado una demanda contra Nick Gordon por agredir y robar a la hija de la fallecida Whitney Houston. Según consta en la denuncia, que exige una cantidad de 10 millones de dólares por daños y perjuicios, el hermano adoptivo y pareja de la víctima la arrastró por las escaleras por el pelo, le propinó un fuerte golpe en la boca que le rompió alguna pieza dental y retiró dinero de su cuenta bancaria.

"Presenté esta demanda para que se haga justicia en nombre de Bobbi Kristina Brown. Ningún ser humano, hombre o mujer, debe soportar lo que Bobbi Kristina aguantó", decía a la revista US Weekly Bedelia Hargrove, la representante legal de la joven. "Pat Houston y Bobby Brown han hecho todo lo posible para cuidar de ella desde que ocurrió esta terrible tragedia. He trabajado en estrecha colaboración con los dos y todos queremos lo mejor para Bobbi Kristina. Esta demanda representa nuestro esfuerzo colectivo para lograra que se haga justicia. Oramos para que se haga justicia y sea rápida".

Según fuentes cercanas a la familia, las transferencias bancarias entre Kristina y Nick eran habituales, pero se siguieron sucediendo tras ser encontrada inconsciente en la bañera de su casa de Atlanta el pasado mes de enero. Estando ingresada se realizó un movimiento bancario a la cuenta de Gordon de 11.000 dólares.

Traslado a un centro de cuidados paliativos

La joven ha sido trasladada a un centro de paliativos tras producirse un empeoramiento en su estado de salud. "A pesar de la gran atención médica que ha tenido en distintos centros, la condición de Bobbi Kristina Brown ha seguido deteriorándose. Hoy ha sido trasladada a cuidados paliativos. Damos las gracias a todos por su apoyo y oraciones. Ella está en las manos de Dios", decía en un comunicado su tía política y tutora, Pat Houston.