Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belinda Washington: "Rubén Cortada levanta esos ojos y te los clava con la mirada..."

La presentadora Belinda Washington es una madre orgullosa y ha aprovechado el 40º aniversario de la marca de lencería Selmark, para presumir de su hija, Andrea Lázaro, que ha debutado como modelo para la marca en la campaña navideña bajo el lema "De madres a hijas: una vida transmitiendo belleza", con el que la marca ha querido hacer un homenaje a las mujer de todas las generaciones.
Belinda encargada de conducir la pasarela y de poner la música con su banda de jazz The Washington Band, se encuentra en un muy buen momento tanto profesional como personal, después de estrenar 'Lo que escondían sus ojos' y con sus hijas siguiendo sus pasos... La actriz se emociona cuando nos habla de sus pequeñas, ya no tan pequeñas, y nos desvela los planes navideños y próximos proyectos.
CHANCE: Hoy tu hija ha debutado como modelo, ¿estabas más nerviosa tú o ella?
Belinda Washington: Pues sinceramente, no estaba nerviosa. No (risas), porque confío mucho en ella, la conozco muy bien, entonces bueno estaba más que nerviosa emocionada, que todo saliera bien, que este estreno profesional fuera un éxito, que no se tropezara y esas cosas que pasan en algunos desfiles, y que pudiera dejar la marca, en este caso Selmark donde se merece, ¿no? O sea, en un buen lugar.
CH: ¿Cómo te has sentido desfilando, Andrea?
Andrea Lázaro: Al principio nerviosa pero después cuando ya he salido mejor, bien, cómoda.
CH: Hoy se han presentado las últimas tendencias en lencería para esta Navidad, ¿Con qué prendas te quedas y te gustaría lucir?
B.W: Pues yo creo que... Mira, yo tengo mucho pecho de siempre, natural que tienen peso de gravedad, entonces yo creo que el pecho es importante cuando tienes bastante resaltarlo que esté bien armado, que sea sugerente, que no sea demasiado evidente y yo creo que Selmark tiene una línea maravillosa para esta ocasión, me gustan los escotes con lo cual la corsetería como ellos la construyen me ayuda a sentirme bien y segura. Y luego pues el tema del encaje, me gusta más el negro, o los colores crudos, tirando a blanco. Algún color, así un poco fuerte a veces, pero normalmente soy más de lencería oscura y clara.
CH: El lema del evento es 'De madres a hijas', ¿qué valores te gusta transmitir a tus hijas?
B.W: Lo que me dijo Hermida cuando empecé a hacer televisión hace años, que sea ella misma. Que no busque ser una copia mía, ni de nadie, que sea ella misma con su luz que la tiene a raudales y que sea buena persona, que no vaya dejando cadáveres a su paso en el trabajo en el que se desarrolle, sino que la gente la recuerde con cariño, eso es lo más importante que sea buena persona.
CH: ¿Qué destacas de tus hijas?
B.W: ¿De mi hija? Buff, no tienes carrete ni nada, no tienes cinta en la cámara... Pues de mi hija todas, es muy alegre, es muy trabajadora, muy generosa, es muy honesta, tiene personalidad, no miente... Hay cosas tan buenas de ella. Y luego es muy espiritual Andrea, ha vivido pues mi tendencia al reiki, a creer más en lo que se ve que en lo que no se ve, a ser buena persona, a no pensar solamente en mi ombligo, en yo quiero, con mí, me, sino que se preocupa un poco de los demás.
Algún defecto tiene, pero pocos, muy ocultos por ahí. No, los tenemos todos y es bueno, hay algo que trabajarse todos en esta vida.
CH: ¿Y tú de tu madre?
B.W: En este momento, me voy... Me quito... ¡Uy, qué vergüenza!
A.L: Pues sobre todo yo creo que... persigue mucho los sueños y que lucha por lo que quiere. Y que es muy trabajadora y muy alegre y muy graciosa y todo lo bueno.
B.W: Cenas esta noche.
A.L: O sea, yo le cuento casi todo a mi madre, sí.
B.W: Ah, ¿sí?
A.L: A ver mami no eres una amiga mía, pero sí, casi una amiga mía, sí.
CH: Tu otra hija Daniela, ¿Piensa seguir vuestros pasos en el mundo de la moda o la interpretación?
B.W:Yo es que tampoco me preocupo. Yo creo mucho en el destino, con lo cual el camino que quieran, en lo que yo las pueda ayudar, les diré cómo es esta profesión, lo bueno y lo malo que tiene, y que ellas elijan, que eso sí, que lo elijan por vocación, no por imitar, ni por cargas, ni prolongaciones maternales, ni paternales, sino que sean ellas mismas. La otra, si la veis alucináis es guapísima también, ojos azules, rubia, es guapísima, y sobre todo es bonita por dentro, porque esto se cae, pero la luz de dentro no.
A.L: Es que ni idea... No lo sé...
B.W: Victoria Secret's (risas) No es broma, haciendo Selmark, por ahí por el mundo.
A.L: No lo sé, yo lo he visto estudiando Bellas Artes y Diseño y yo sé que quiero dedicarme a algo creativo, pero no sé exactamente a qué. Es que no te lo puedo decir, no tengo ni idea, ni idea, yo creo que me puede ayudar, porque no sé mi madre ha demostrado cosas muy buenas y entonces como un buen ejemplo yo creo que me puede ayudar, sí. No cerrar puertas yo creo que nunca.
B.W: Por lo menos, a la entrada, luego tendrás que demostrar que mereces estar ahí.
A.L: Sí, sí claro, luego tendré que demostrarlo yo, pero yo creo que me puede ayudar.
B.W: Porque los enchufismos no, en ningún mundo.
CH: Con la Navidad a la vuelta de la esquina, ¿Cómo pasareis estas fiestas?
B.W: Pues con conjuntos de Selmark todos los días, el 24, el 25 y el 31, ¿verdad? Tenemos por ahí diferentes colores, así que yo creo que muy sexy. Y como hay que pasar la Navidad, en familia, tranquilos, no atiborrándote a comida, porque luego no... cierra nada, y haciendo un poquito de vida sana, sobre todo yo creo que también un poquito de introspección, ¿no? De cómo ha sido este año y empezar un nuevo año, con sueños y con cosas, porque todo el mundo empieza a primeros de año voy al gimnasio, voy a pintar, voy a hacer, voy a hacer y se va diluyendo, ¿no? Entonces intentar mantener esos propósitos a lo largo del 2017.
CH: Actualmente te estamos viendo en la serie Lo que escondían sus ojos. ¿Qué tal ha sido la experiencia? ¿Qué opinas de la polémica y de las opiniones en contra que está generando la serie?
B.W: Pues mira, muy agradecida, porque es la segunda vez que trabajo con Mod Producciones, la productora de Fernando Bovaira, con Salvador Calvo ya hice Niños robados para T5, que tuvo muy buenas reseñas y mi personaje no tenía nada que ver conmigo, funcionó muy bien y Blanca Portillo, toda la gente que estaba ahí, Adriana Ugarte... Y en esta ocasión, 3 años más tarde, que me propusieran para Lo que escondías sus ojos, que es también un personaje alejado, esa mujer cotilla que todo lo ve, todo lo cuenta, que era la mano derecha o la mejor amiga de Carmen Polo, la mujer de Franco, pues es maravilloso repetir con la misma productora, repetir con Salva, con una Blanca Suárez a la que conocí hace mucho tiempo y a la que admiro y quiero, con Rubén Cortada, que levanta esos ojos y te los clava con la mirada, con Emilio Gutiérrez Cava, bueno, con todo el elenco tan estupendo, en espacios, con un vestuario brutal, de maquillaje y peluquería de Mara y Elena, todo, la luz de Felipe Alba, todo, era como meterte en un micro mundo.
La polémica cada uno es libre de decidir y de opinar lo que quiera pero yo creo que lo que ha intentado tanto la productora como T5 con Pepa Sánchez y todo el equipo y Mod Producciones ha sido focalizar en la historia de amor, tan brutal, tan oculta, que todo el mundo conocía, que todo el mundo decía '¿dónde está la Marquesa de Llanzol? Bajando por Serrano', o sea, había muchas frasecitas por ahí dichas con retranca y segundas en esa aristocracia española de esos años. Y toda esa historia de amor es lo que ha primado en esta serie, cuatro capítulos que ya finalizarán la semana que viene. Unos datos fantásticos, una calidad brutal, con lo cual todo es gracias, gracias y gracias, mil veces.