Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban cumple su promesa y desvela toda la verdad sobre el juicio contra Toño Sanchís

Belén Estaban está viviendo uno de sus mejores momentos y es que, recientemente ha ganado el juicio contra Toño Sanchís, el que fuera su representante, en el que le reclamaba un total de 388.868 euros que le debía. La lucha no ha sido nada facil y por fin habla alto y claro...
LAS DEUDAS SALEN A LA LUZ
Belén Esteban acudía al plató de Sábado Deluxe el pasado sábado, hablar del duro camino que ha tenido que recorrer hasta conseguir la victoria. La colaboradora de Salvamé comenzó leyendo un escrito en el que se enumeraban cada una de las deudas que tiene Toño con ella; dinero de la venta de su libro (32.491 euros), su colección de zapatos (38.400 euros), la crema facial que promocionaba (25.752 euros), un bolo de la discoteca de Valencia (8.800 euros), su trabajo en la Fábrica de la Tele (164.748 euros)... y la lista podría seguir, ya que Belén declaró que esto sólo era la parte que ella pudo demostrar ante los juzgados.
UN CAMINO DE PIEDRAS
Sin embargo, la entrevista con Jorge Javier empezó hablando sobre la crítica situación a la que se ha tenido que enfrentar Belén. Y es que, el camino ha sido muy duro según declaraba ella: "Lo he pasado yo mal, pero también la gente con la que trabajo". A lo largo de este largo proceso judicial, Toño Sanchis se lamentaba de la actitud de Belén hacia él, después de todo lo que han vivido. No obstante la colaboradora destacaba que una cosa es tener confianza y otra lo que él hizo: "Nosotros teníamos confianza. Pero por tener confianza, no tiene porque quedarse lo que no es suyo".
Belén se mostró en todo momento paciente ya que tiene en cuenta la posibilidad de que su ex representante recurra la sentencia judicial. A pesar de ello no dudo en mostrarse segura de sí misma y de la propia justicia: "Voy a ejecutar la sentencia... Me han dado la razón en todo lo que he dicho".
LOS APOYOS DE BELÉN
La ex de Jesulín ha comenzado una nueva etapa en la que se siente más fuerte que nunca: "Soy la persona más feliz del mundo, sobretodo, por pagar a Hacienda, pero para mí era muy importante poder decir que todo lo que contaba era verdad". Durante estos dos años, la Belén ha contando con el apoyo de su círculo más intimo, su hija Andrea y su novio Miguel: "A Miguel le he machacado. Yo lloraba, tenía mucha presión... Miguel ha aguantado el tirón de estos casi dos años que llevamos". Por su lado, su hija Andrea, un pilar fundamental para su madre, no ha dudado de que saldría victoriosa en esta disputa: "Yo sabía que ibas a ganar, mamá".
Uno de los momentos más emocionantes de Sábado Deluxe, fue cuando la colaboradora recordó los duras situaciones por los que ha tenido que pasar su familia: "Tengo dos hermanos. El que más lo ha sufrido ha sido mi hermano Cuqui. Se ve claramente que el no quiere cámaras y el mal trago que tuvo que pasar el día que tuvo que ir a declarar...le estaré eternamente agradecida. Lo ha pasado muy mal".
Belén Esteban agradecida a su padre, destacaba como ahora le toca a ella cumplir todas las promesas: "Cuando me enteré de la sentencia, lloré y dije, 'papá, gracias'. Ahora tengo que cumplir todas las promesas. Voy a dejar de fumar".
LA CANTIDAD HA MARCADO LA DIFERENCIA
Monte Suárez, una abogada que acudió el programa para analizar el proceso judicial, mostró la clara diferencia cuantitativa de las pruebas que mostraron ambas partes; un total de 652 folios frente a los de Sanchís que no llegan casi a los 10". Y es que, las evidencias son claras y Toño parece no verlo claro. El ex representante no sólo negó la deuda económica de Belén sino que además, alego ante el juez que esta última le debía dinero a él: "No sólo niega el perito a Belén, sino que también, le pide dinero. Él dice que Belén le debe 50.000 euros en el perito judicial".
FALSIFICACIÓN DE FIRMAS
Durante el juicio, se habló mucho de unas cuentas bancarias con las que operaba Toño, que estaban a nombre de Belén aunque ella nunca las había firmado. Las firmas de dichos documentos se sometieron a una autentificación durante el juicio, demostrando que era falsas. Sin embargo, se desconoce el autor de las mismas.
Da comienzo a una nueva etapa... penal. La ex de Jesulín se ha propuesto descubrir la 'verdadera' cara de Toño Sanchís y a sus colaboradores: "Iré por lo penal. Voy a desenmascarar a Toño y sus cómplices. Ya está todo en manos de mis abogados".
LA VERDAD POR ENCIMA DEL DINERO
Belén destacó como días antes del juicio, le llamaron los abogados de su ex representante para llegar a un pacto: "Él quería que los dos nos sentásemos en programas de televisión y ganáramos dinero".
LA RELACIÓN DE TOÑO Y LORENA
Otra de las colaboradoras, María Patiño declaró que cuando Lorena, mujer de Toño Sanchís, se entero de la gravedad de la sentencia le dijo que no fuera a dormir a casa; a esto añadió la idea permanente de Sanchís de vender una idea de familia feliz. Por su parte Belén, se ciñó a destacar que lo que hiciera ese matrimonio a ella le daba exactamente igual.
Sin embargo, hay determinadas cosas por las que la colaboradora no va a pasar y entre ellas la actitud de la madre de Toño a la que ha denunciado por subir a las redes sociales una fotografía de Belén en la que se pone en duda que Andrea sea hija de Jesulín: "Puedo entenderla como madre, pero aquí hijos tenemos todos. Señora, hágaselo mirar, pero un juez me ha dado la razón... Cuando hables de una casa, tienes que tener la tuya bien barrida".
Olvido Hormigos, prometió en el pasado que si Belén ganaba el juicio le pediría perdón públicamente. Sin embargo, la ex concejala planteó ayer que todavía no ha perdido totalmente Sanchís ya que todavía puede recurrir la sentencia. ¿Lo hará finalmente?
La colaboradora no quiso terminar el programa sin enviar un mensaje directo y contundente a Toño Sanchís: "Ten un poco de humildad. Doce correos te mandé para arreglarlo."