Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban opta por el silencio tras la última entrevista de Toño Sanchís

Belén Esteban termina el año sentimentalmente feliz junto a su inseparable novio Miguel. Aunque ha sido uno de los peores años de su vida, tras romper profesionalmente con su representante Toño Sanchís, la colaboradora de Sálvame ha tenido todos estos meses el apoyo y cariño de su pareja.
Siempre que sus respectivos trabajos se lo permiten, intentan estar juntos y disfrutar a tope de su felicidad. En esta ocasión, Belén tenía el día libre en televisión y pudo pasar la mañana con su pareja que tampoco tenía que acudir a su puesto de trabajo.
La colaboradora no quiso hacer ninguna declaración acerca de la última entrevista concedida por Toño Sanchís en El Programa de Ana Rosa, donde volvía a remover el pasado asegurando que las conversaciones que Belén aseguró tener con Jesulín de Ubrique eran mentira y las contaba para poner celosa a la actual mujer del diestro, María José Campanario. Además, el representante ha insistido en que él también tiene pruebas, unas cartas con las que está seguro de poder ganar.
Los duros ataques por parte de Toño y la noticia de que se va a convertir en el nuevo colaborador del programa de AR le han sentado como un auténtico jarro de agua fría. Mientras tanto, Belén se refugia en su pareja para sobrellevar su guerra mediática con su ex representante.