Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beatriz Carvajal: "Al principio fue raro hacer teatro con mi hija pero ahora es una compañera más"

La actriz Beatriz Carvajal es una de las que no ha querido perderse la oportunidad de participar en el calendario solidario Contra el Cáncer Cambia el Guión, de La casa del actor. Esta es la tercera edición del calendario, que destinará sus beneficios a la Fundación Cris con el objetivo de financiar proyectos de investigación contra el cáncer.
Aprovechando la ocasión, Beatriz habló de la importancia de iniciativas como ésta y de lo ilusionada que está por trabajar por vez primera con su hija Montse Pla en una obra de teatro. Diablillos Rojos es el título de la obra en la que ambas comparten cartel.
CHANCE: Trabajas con tu hija por primera vez en la obra de teatro Diablillos rojos ¿qué tal la experiencia?
Beatriz Carvajal: Muy bien. Estoy muy contenta del resultado de mi hija en la obra, está estupenda.
CH: ¿Ha sido complicado el hecho de olvidar que era tu hija?
B.C: Al principio era raro pero ahora no, ahora estoy con una compañera encima del escenario.
CH: ¿Le das consejos como compañera o como madre?
B.C: Se los di en su momento, pero ahora ya no le hace falta. Ella ya camina solita.
CH: ¿Qué le dijiste cuando te comentó que quería ser actriz?
B.C: Me eché a temblar y le dije: 'mira cariño, esta profesión es muy difícil y tú, siendo de raza negra, lo vas a tener más complicado. Afortunadamente, se van abriendo ya las puertas a gente de otras razas, en las series, en el cine, en el teatro... de todas formas la profesión en sí es complicada y ella es muy buena actriz, sea del color que sea.
CH: ¿Te apetece que te haga abuela?
B.C: Sí, pero los que tienen que tener ganas son ellos, yo ahí no me puedo meter.
CH: ¿Cuál es el balance de todos estos años a nivel profesional y personal?
B.C: La vida y la profesión se han portado muy bien conmigo aunque sin excesos, pero a lo mejor por eso han ido bien. La familia la tengo cerca, tengo amigos, y a mis dos locazas negras maravillosas, mis hijas.
CH: Fuiste pionera en la adopción monoparental, ¿fue duro el proceso?
B.C: No, lo que fue duro es que yo no me llevé a mis hijas adoptadas directamente, tuve que hacer un acogimiento primero pero todo salió bien.