Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona Gallery Weekend crece hasta 23 galerías y una fundación en busca de "consolidación"

Lúa Coderch llevará un arco iris al sótano del Club de Billar de Barcelona
El Barcelona Gallery Weekend crecerá este fin de semana hasta las 23 galerías y una fundación en su segunda edición, que tendrá lugar entre este jueves y domingo en busca de la "consolidación", tras el éxito de las 50.000 visitas logradas en su primera edición, en 2015.
Lo han anunciado el presidente de Art Barcelona, Joan Anton Maragall, y la directora de la iniciativa, Glòria Pou, este martes en rueda de prensa en que han destacado que la iniciativa quiere ayudar a que "el ciudadano de Barcelona pierda la timidez a la hora de entrar en una galería".
El evento "quiere situar el galerismo de arte contemporáneo en el mapa" --en palabras de Maragall-- y lo hace con una selección de participantes que han pasado por un comité independiente de expertos que han validado cada una de las propuestas, que trazarán cinco rutas por la capital catalana y L'Hospitalet de Llobregat.
Como novedad, se han sumado las galerías Miquel Alzueta (The Laboratory), Toni Tàpies, Víctor Lope, RocioSantaCruz, y se podrá visitar la antigua fábrica textil Can Trinxet y la Unidad Montada de la Guardia Urbana de Barcelona, normalmente cerrados al público.
Los visitantes podrán seguir las rutas del Eixample Nord --Víctor Lope, AND, Estrany-de la Mota, Marc Domènech, Projecte SD, Marlborough, Miquel Alzueta--, Eixample Sud --RocioSantaCruz, Dalmau, Mayoral, Toni Tàpies, Barbié, Joan Prats, 3 Punts, A/34 y Club Billar-- y Raval --Trama, Àngels, etHall--.
También la del Born --con la Biblioteca Arús, Senda, Blueproject, Balaguer, Unidad Montada de la Urbana-- y la Ruta de Montjuïc --Carles Taché, Nogueras Blanchard, Ana Mas y Can Trinxet--.
PRESUPUESTO: 189.000 EUROS
El Gallery Weekend Barcelona, que coincide con la feria de arte contemporáneo Swab con la que comparte fiesta de inauguración el jueves, cuenta con un presupuesto de 189.000 euros --frente a los 286.000 del primer año por inversiones iniciales--.
Del global de las cuentas, el 15% procede de patrocinio y mecenazgo, el 30% de las mismas galerías y el 55% del erario público --45.000 del Icub, 40.000 del Icec, 12.000 de L'Hospitalet y 8.000 de Acción Cultural Española--.
Otra de las novedades de este año es que Acción Cultural Española destinará el citado montante de dinero para pagar la estancia de nueve representantes internacionales de museos para dar a conocer el arte exhibido en las galerías catalanas.
FUERA DEL 'CUBO BLANCO'
Como en su primer año, la iniciativa promueve cinco intervenciones artísticas producidas exclusivamente para la efeméride y con el fin de activar espacios singulares de Barcelona y sacar a los artistas del confort del 'cubo blanco' para retarles a crear en sitios, a menudo, cargados de historia.
Como ha explicado la comisaria de este programa, Marina Cánepa (Latitudes), Lúa Coderch llevará un arco iris al sótano del Club de Billar Barcelona --de los años 30 y considerado el más antiguo del Estado-- en una acción poética que llevará a cabo con espejos.
SÍMBOLO DE LEVI'S
La Biblioteca Arús del siglo XIX, que Cánepa ha dicho que todavía es poco conocida, acogerá obra de Lola Lasurt creada a partir de la donación que hizo la feminista y masona Assumpta Corbera, mientras que Regina Giménez llevará 'La Constancia' a Can Trinxet, antigua fábrica textil que acogió a la mayoría de trabajadores de L'Hospitalet.
Los 'Pantalones rotos' de Wilfredo Prieto serán los encargados de activar artísticamente la Unidad Montada de la Guardia Urbana --Sala de Máquinas de la Exposición Universal del 1888-- en una acción-escultura que cuestionará el mítico símbolo de Levi's de dos caballos tratando de traspasar un par de vaqueros muy resistentes.