Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La BNE expone medio centenar de cartas a Mathilde Pomès de las figuras de las letras españolas del siglo XX

La Biblioteca Nacional expone desde este jueves 29 de septiembre la muestra 'Cartas a una mujer. Mathilde Pomès (1886-1997) que recoge un total de cuarenta misivas de algunas de las firmas más importantes de las letras españolas en la primera mitad del siglo XX dirigidas a la hispanista.
La comisaria de esta muestra --hasta el 8 de enero en la BNE-- es Elisa Ruiz, heredera de las más de mil cartas que guardó Pomès y que comprenden un periodo de 1924 a 1952. Nombres como Unamuno, Azorín, Jorge Guillén, Pedro Salinas, Ortega y Gasset, Antonio Machado o Ramón Gómez de la Serna, ofrecen un trazo de la personalidad de la hispanista, que en su mayor parte recibe halagos de los autores de las misivas.
Así, Gómez de la Serna le cuenta a su "muy querida Mathilde" cómo la carta recibida días antes con noticias de 'Le Figaro' le ha dejado "muy admirado". O el premio Nobel de Literatura Vicente Aleixandre asegura que Pomès es "el auténtico Cónsul General de la poesía española en Europa".
Pero si alguien tiene presencia entre estas cartas son dos nombres de mujeres destacadas en la literatura española: Zenobia Camprubí y Margarita Bonmatí. "Esta exposición está dedicada a las mujeres en general y a estas tres --incluyendo a la propia Pomès-- en particular", ha señalado Ruiz.
AMISTAD CON BONMATÍ
De hecho, la comisaria destaca de entre todo el epistolario las cartas de Bonmatí, esposa de Pedro Salinas, compuesta por 55 cartas autógrafas inéditas. "Mathilde me dijo que esas cartas le habían marcado más que el resto y marcan el punto de vista de dos mujeres muy distintas", ha añadido Ruiz, quien conoció a Pomès gracias a la amistad que tenía la hispanista con su marido.
"Me da cierta pena el hecho de que llevo más de un año trabajando intensamente en esta obra y te das cuenta que este es uno de los últimos epistolarios valiosos que tenemos en España, si no el último", ha lamentado Ruiz, para quien las cartas muestran "una manera de ver el mundo que lógicamente se ha perdido".
PRIMERA CATEDRÁTICA EN LA SORBONA
Mathilde Pomès nace en 1886 en el sur de Francia, en un pequeño pueblo cercano a la ciudad de Tarbes, y desde muy joven se interesará por la lengua y la cultura española. Así, se convirtió en la primera hispanista y la primera catedrática de Lengua Española de la Universidad de La Sorbona.
"Tenía ese punto de mujer intelectual, que rompía moldes, poco convencional y muy franca y directa. Fue muy femenina y tuvo amores que no triunfaron, además tenía un sentimiento y una sensibilidad muy grande por la naturaleza que tenía en todos sus libros de poesía", ha descrito Ruiz.
Pomès --que escribió diez libros de poemas-- tenía a Paul Valery como "amigo y maestro" y siguió al igual que él las líneas de la vanguardia lírica "más depurada". La exposición incluye también una primera edición de sus obras así como las principales obras de, sobre todo, los autores de la Generación del 27.