Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBK Live reforzará este año su dispositivo de seguridad por la alerta antiterrorista

El ayuntamiento pide extremar las precauciones con objetos personales por el aumento de hurtos en las últimas ediciones
El Bilbao BBK Live reforzará para esta edición su dispositivo de seguridad por la alerta antiterrorista tal y como ha manifestado el concejal de Seguridad Ciudadana, Tomás del Hierro, durante la presentación del operativo municipal que el ayuntamiento va a poner en marcha durante la cita musical.
Del Hierro ha indicado que las medidas de seguridad y el número de agentes desplegados tanto en la ciudad y los accesos al recinto festivo, como dentro del espacio festivo será "similar" al que tuvo el concierto que la banda Guns N'Roses ofreció el pasado 30 de mayo en San Mamés.
Para el recital de la banda californiana, se movilizaron 50 agentes de la Policía local y 80 personas del personal de seguridad privada de la organización. A ellos se sumaron durante el concierto alrededor de 150 ertzainas, incluidos los agentes de paisano infiltrados dentro del recinto, según revelaron durante la inspección del estadio el propio Del Hierro como el viceconsejero de Seguridad, del Gobierno Vasco, Josu Zubiaga.
El dispositivo especial coordinado entre Ertzaintza, Policía Municipal y personal de seguridad privada contará con un centro de control que dispondrá de efectivos de Protección Civil, Bomberos y personal sanitario.
La Policía Municipal de Bilbao vigilará los accesos y las entradas a la zona festiva y prestará "especial atención" a la venta fraudulenta de entradas falsas y a los intentos de acceder con pulseras ya activadas una vez anterior por otra persona para evitar la 'picaresca'.
En cuanto a las prácticas de la delicuencia común especializada en hurtos y robos de objetos personales, principalmente móviles, carteras o bolsos, el concejal ha indicado que ese tipo de delitos "han ido in crescendo" dentro del recinto a medida que el festival ha ido creciendo y haciéndose "más atractivo para este tipo de delincuencia". En ese sentido ha llamado a extremar la vigilancia de enseres, especialmente smartphones.
BUSES LANZADERA
El consistorio ha habilitado una treintena de autobuses lanzadera gratuitos para subir y bajar del recinto festivo, que saldrán con una frecuencia regular desde las paradas ubicadas en el BEC de Barakaldo, que cuenta con parking disuasorio, y ya en la ciudad, junto a Termibus, el hospital de Basurto y la sede de la Hacienda foral vizcaína.
El servicio de lanzaderas funcionará desde las once de la mañana de este miércoles hasta las tres de la tarde del domingo día 9. Los campistas también dispondrán de servicio de autobus para acceder a la zona de las tiendas de campaña desde dos puntos de salida: la parada habitual situada en las inmediaciones del recinto y otra ubicada en el nuevo acceso al recinto habilitado el año pasado para usuarios del camping.
Para favorecer una asistencia escalonada y acortar los tiempos de espera, el Consistorio aconseja acudir al recinto festivo con la mayor antelación posible. A partir de las 17:00 horas de la tarde, y durante los tres días de conciertos, los autobuses gratuitos puestos en marcha por la organización dejarán a los viajeros en las inmediaciones de la antigua fábrica de Beyena, a un kilómetro del recinto.
El concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil, ha recordado en su intervención que las mejoras realizadas en el entorno de Kobetamendi durante los últimos años ha facilitado el acceso peatonal al recinto festivo, una alternativa que "gana terreno" cada año como la forma "más fácil de evitar aglomeraciones".
Entre las 12:00 de este miércoles y las 12:00 horas del domingo permanecerán cortados al tráfico los accesos en coche, salvo para vecinos y autorizados, desde el cruce con la carretera Basurtu-Kastrexana hasta el barrio de Altamira. El metro ha ampliado su horario del jueves hasta las tres de la madrugada.
Las pulseras inteligentes serán el único método de pago que podrá utilizarse durante esta duodécima edición y no habrá pagos en efectivo con dinero en metálico. La recarga anticipada podrá realizarse a través de la app y la web www.bilbaobbklive.com. El chip de las pulseras será utilizado para el control de accesos a Kobetamendi.
De la limpieza diaria del interior de la zona festiva se encargarán 30 operarios y 15 vehículos entre camiones y barredoras. El ayuntamiento instalará asimismo cerca de 200 contenedores.
MEDIDAS SANITARIAS
La concejala de Salud y Consumo, Yolanda Díez, ha recomendado no comer ni adquirir alimentos en los puestos 'pirata' instalados fuera del recinto festivo porque sus productos no disponen de control sanitario. En ese sentido ha precisado que su departamento va a llevar a cabo inspecciones sanitarias de todos los productos de alimentación que se despachen dentro de la zona festiva, así como velará por el cumplimiento de la normativa en materia de salud.
Este miércoles, el día antes de que comience el festival, se inspeccionarán todas las zonas de manipulación y desde la jornada del jueves habrá otra inspección donde se comprobarán todos los alimentos y bebidas que se van a despachar así como su origen, caducidad, frescura y conservación.
Respecto a la posibilidad de que el recinto de Kobetamendi se haya quedado 'pequeño' y se haya podido barajar un traslado del festival a otra ubicación, el responsable del certamen, Alfonso Santiago, ha negado que se esté contemplando esa alternativa puesto que el actual emplazamiento, el monte Kobetas, tiene "mucha identidad" y ha dotado al festival de "mucho carácter y personalidad propia".
Asimismo, ha recordado que se han ido introduciendo mejoras en las instalaciones en cada edición y, en la actualidad, en la que parece que repunta la organización de festivales veraniegos al aire libre, Santiago ha afirmado que "mantener un festival de 40.000 personas diarias en Bilbao es ya un reto suficiente".