Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángeles Mora: "La poesía y la literatura nacen de la contradicción" y el poeta debe "trasladarlo al poema"

La poeta Ángeles Mora, ganadora del Premio Nacional de Poesía 2016, ha asegurado este miércoles en Santander que "la poesía y la literatura nacen de la contradicción, y la misión del poeta es trasladar esa lucha al poema".
Así lo ha dicho durante su intervención en la jornada de clausura del encuentro 'El yo como espacio vital: poéticas de la identidad femenina en español en el siglo XX', dirigido por la poeta y traductora Raquel Lanseros en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
Según informa la UIMP en una nota de prensa, Mora considera que la poesía es "una manera de pensar en mí misma y en el mundo", por lo que ha dicho encontrarse en "una lucha continua con nuestro precario y contradictorio yo en busca de la identidad propia".
Por ello, cree que "todos nos preguntamos por el mundo en que vivimos y por el de cada uno en particular", señala la nota de la UIMP, que también remarca que la poeta ha asegurado que "nadie escribe desde el vacío, sino desde un lleno ideológico, consciente y social".
En su opinión, este hecho hace del poema "una aventura dentro de nosotros mismos, concebido desde lo que somos". Para Mora, de hecho, de esta idea nace la primera contradicción. "Escribir desde el yo y saber que ese yo no tiene una verdadera autonomía, sino que está construido sobre relaciones sociales en el que nos movemos, queramos o no", ha comentado.
Finalmente, ha afirmado que escribe "poesía feminista y materialista" con el objetivo de plasmar "el aspecto cotidiano de nuestra lucha personal en búsqueda de la emancipación" y que, destaca el comunicado de la universidad, prefiere el término poeta antes que el de poetisa porque prefiere "que se hable en femenino siempre que se pueda, pero a veces, como en este caso, resulta ridículo al acto de doblar la palabra.