Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Rodríguez lleva al cine a Paesa y a Roldán: "A Belloch no le va a gustar esta película"

El cineasta Alberto Rodríguez ha presentado este sábado en el Festival de San Sebastián 'El hombre de las mil caras', un thriller que compite en la Sección Oficial del festival con el que lleva a la gran pantalla al espía español Francisco Paesa y al que fue director de la Guardia Civil Luis Roldán.
"A Belloch no le va a gustar esta película", ha manifestado el cineasta durante una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha destacado la reciente aparición de Paesa este viernes, en una entrevista en exclusiva publicada por la revista 'Vanity fair'.
Este filme, basado en el libro de Manuel Cerdán 'El espía de las mil caras', relata lo sucedido desde que en 1995 Roldán contactó con Paesa para ocultar los 1.500 millones de pesetas que había sustraído de las arcas públicas. El resultado es, en palabras de uno de los personajes del filme, un thriller en el que los espías no viajan con pistola, sino con chequera.
Rodríguez cree que Paesa (papel interpretado por Eduard Fernández) es un personaje "cinematográfico" que es capaz de aparecer públicamente el día previo al estreno de esta película, "tras haber permanecido en la sombra durante unos cuantos años". La reaparición de Paesa en los medios ha sido una sorpresa para el director, quien hace apenas unos meses señaló a la prensa que gente cercana al espía pensaba que estaba muerto -esta vez de verdad-.
Respecto a Roldán, a quien da vida Carlos Santos, Rodríguez ha señalado que "una de las cosas más atractivas del guion era la tramolla de una noticia que podía aparecer ese mismo día en los diarios y que, sin embargo, había ocurrido varios años atrás".
Aunque está convencido de que al entonces ministro de Interior y de Justicia entre 1993 y 1996, Juan Alberto Belloch, "no le va a gustar nada esta película", ha precisado que no va dirigida contra el PSOE, sino que habla de un caso concreto y de que "el problema sigue ahí, independientemente de la siglas del partido".
EDUARD FERNÁNDEZ Y JOSÉ CORONADO
Eduard Fernández es el responsable de dar vida a Paesa, un personaje en el que era "difícil" encontrar su "humanidad", porque se preocupó siempre de esconderla "para ser menos vulnerable" y que "nadie le pudiera matar". "Se arriesgó tanto que una de las preguntas es por qué nadie le mató", ha dicho.
Para encontrar la carne, el actor recurrió a dos frases que había pronunciado Paesa, en la que el espía lamentaba que sus padres no le hubieran enseñado a usar los cubiertos del pescado. "Me pillé como una lapa, a un cierto complejo de clase, de apariencia. Era muy inteligente y cuando jugaba solía ganar", ha dicho.
En su caso, Coronado da vida al socio de Paesa, Jesús Camoes, un personaje ficticio basado en varias de las personas que le rodearon y cuya identidad no se puede desvelar, según ha relatado. "Es el más humano, al que más puede entender la gente, y tiene el reto de contar la historia y de empatizar con el público", ha explicado.
Carlos Santos es el responsable de meterse en la piel de Roldán, quien "hasta hace poco era el director mejor valorado, a pesar de haber robado y de haber pasado varios años en la cárcel". "Así somos en este país", ha bromeado el actor.
En palabras de la actriz Marta Etura, quien da vida a Nieves, la esposa de Roldán, en esta película "hay paralelismos" con la actualidad. "Esa es una de las cosas más interesantes, es un espejo a la realidad de ahora y de otros tiempos. El poder y la corrupción están totalmente asociados y aquí se ve claramente", resalta.