Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alaska de viaje a sus raíces

La cantante Alaska fue, sin lugar a duda, una de las grandes ausentes en el adiós a Bimba Bosé con la que mantenía una gran relación de amistad y a la que recordó, a través de su cuenta de Instagram. La cantante no pudo acudir porque se encuentra de viaje junto a su madre en México, su país natal. El que sí que acudió fue su marido Mario Vaquerizo acompañado de su hermana Marta Vaquerizo y la íntima amiga de la familia, Topacio Fresh.
Alaska viajó hace unos días a su país natal junto a su madre América Jova Godoy y juntas están recorriendo los lugares en los que transcurrió la infancia de la cantante en México. Madre e hija vivieron allí varios años cuando la cantante era una niña y juntas están visitando los lugares mas entrañables e importantes que fueron escenario de su vida.
Uno de los primeros escenarios elegidos fue el mismo que América escogió para llevar a su recién nacida Olvido un mes después de haber dado a luz. La madre y la abuela de la cantante decidieron salir a comer a una Hostería en Santo Domingo y que han vuelto a visitar 53 años y seis meses después.
Tampoco han perdido la oportunidad de visitar la Basílica de Guadalupe antigua, el lugar donde Alaska fue bautizada y que ha hecho que la artista reflexione sobre la vida y la muerte y se ponga nostálgica, acordándose también de su amiga Bimba.
La artista está aprovechando a realizar este viaje a sus orígenes, durante el parón de su obra teatral El amor sigue en el aire que protagoniza junto a su marido y los actores Manuel Bandera y Bibiana Fernández y que volverá a escena el 10 febrero y que se despedirá el día de los enamorados de una forma muy especial.