Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Academia de Cine encuesta a sus miembros sobre votos, publicaciones y actividades para "mejorar" la institución

La Academia de Cine ha enviado una encuesta a los académicos para conocer su opinión sobre el funcionamiento de la institución y mejorar ciertos aspectos relacionados con el sistema de voto, las publicaciones y las actividades que organiza.
Según han indicado fuentes de la Academia a Europa Press, el cuestionario "interno" se ha enviado vía mail y el objetivo es "pulsar su opinión", "mejorar las cosas" y conocer los aspectos en los que se sienten atendidos.
Entre otros asuntos, la institución ha preguntado a sus miembros cuestiones como su interés en las actividades que realiza, si están cómodos por el voto por correo o prefieren el digital, la manera en la que quieren visionar las películas nominadas, si están contentos con los premios que se entregan o si leen la revista en papel o solo en la web.
Este cuestionario, cuya elaboración fue adelantada por 'La Razón', está relacionado con la intención de la actual presidencia de regenerar la institución, entre cuyos planes se encuentra el de rejuvenecer la Academia de Cine y atraer a nuevos miembros.
Según señaló Yvonne Blake recientemente durante una entrevista concedida a Europa Press, desde su ratificación al frente de la Academia, ya se han puesto en contacto con profesionales del cine jóvenes que han logrado éxito y que aún no forman parte de esta casa, como es el caso de la actriz Blanca Suárez, el director Cesc Gay y el director de fotografía Kiko de la Rica, así como gente que abandonó la Academia y que vuelve (la figurinista Sonia Grande, por ejemplo).
Blake explicó que hasta ahora solo podían formar parte de la Academia profesionales con más de tres películas, algo que a su juicio es "ridículo", porque considera que hoy en día hacer cine es algo "milagroso".
A esto se suma la intención de cambiar también la estética de la Academia de Cine: buscar "un logo más moderno", una revista "más actual" o más comunicación digital. Además, pretende organizar más charlas y centrar la atención en otros asuntos, más allá de los Premios Goya.