Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AELLC recuerda que no fue quien invitó a Santamaría al acto de la Unesco

La presidenta de la Associació d'Editors en Llengua Catalana (AELLC), Montse Ayats, ha querido dejar claro este domingo que la entidad "no invitó" a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, al acto de apoyo a la candidatura de Sant Jordi como Patrimonio Inmaterial de la Unesco organizado por la Cambra del Llibre, que engloba a diversas asociaciones.
En declaraciones tras el brindis por Sant Jordi de las asociaciones de editores y escritores, ha lamentado que se les ha utilizado y culpado, y ha dicho que la polémica generada evidencia la "importancia" que suscita una festividad como Sant Jordi en la que todos los partidos, independientemente del color político, quieren aparecer.
Ayats ha admitido que la presencia de Santamaría en el acto generó "discrepancias" en el seno de la AELLC --la editora Isabel Martí dimitió--, pero como asociación tomó la decisión de priorizar el reconocimiento de una fiesta como Sant Jordi, considerando que han obrado correctamente, y ha recordado que, actualmente, quien tiene que elevar la propuesta a la Unesco es el Gobierno central.
LA DIMISIÓN DE MARTÍ
Isabel Martí (editorial La Campana) estaba en la junta directiva de la asociación de editores en catalán desde hace menos de un año, y ha dimitido porque considera que la entidad y La Campana "no deben invitar a la vicepresidenta del Gobierno español el día de Sant Jordi: no es normal".
"En consecuencia, como no me siento representada con esto, he dimitido", explicó a Europa Press, y detalló que no iba a participar en el acto del pasado viernes, que encabezaron Santamaría; el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y el teniente de alcalde de Cultura de Barcelona, Jaume Collboni.
La editora rechazó que pueda aprovecharse un acto para defender la Diada de Sant Jordi para que el Gobierno central escenifique su 'operación diálogo' con Catalunya, y añadió: "Yo no tengo discurso político, hago libros".