Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo cuidar tu cabello esta Navidad

La Navidad no solo afecta a nuestra figura sino a también a nuestra piel y a nuestro pelo. La llegada del frío puede provocar daños en nuestro pelo, por ese motivo, en CHANCE te traemos estos consejos con la ayuda de Marta García Estilistas para cuidar y proteger tu cabello en estas fechas.
1. La temperatura adecuada cuando te laves el pelo, debe ser templada para que no dañe el cuero cabelludo, que casi no se note sensación térmica. Masajea el cuero cabelludo en cada lavado al menos 2 ó 3 minutos, ayuda a la oxigenación y buena calidad del cabello. También es importante aclarar abundantemente el cabello después de lavarlo para que no queden restos de champú o productos de cuidado capilar. No te laves el cabello por la noche, es mejor por la mañana.
2. Es importante moldear el cabello sin utilizar calor excesivo (planchas y secadores) y no lavarlo con champú agresivo ya que daña el cabello y provoca que se vuelva más frágil y se rompa. Lo ideal es mantener el secador a una temperatura baja y usar protectores térmicos. Intenta que cada vez que utilices una plancha o secador en el siguiente lavado la mascarilla reparadora haga su función al menos durante 10 minutos.
3. Deja que el cuero cabelludo y cabello oxigenen y respiren, no lo peines tirante hacia atrás durante horas o días seguidos. Intenta alternar, dejar el pelo suelto un día y otro recogido. No uses cascos, gorras o sombreros durante largos periodos de tiempo.
4. Si sueles hacer deportes como ski, natación, montañismo, surf... protégelo como si fuese tu piel con un protector solar adecuado y reponlo cada 2 horas si la incidencia del sol, cloro, salitre, etc... es continua.
5. Cuidar el cuero cabelludo significa cuidar el cabello y, en consecuencia, es cuidarte a ti mismo. Una dieta equilibrada, practicar ejercicio de manera regular y unas horas de sueño son esenciales para tener un pelo bonito.
6. Algunos alimentos que benefician el cabello son las acelgas, lechuga, espinacas, berro o brócoli (cuanto más intenso sea el tono de verde y menor indice glúcemico, más beneficiosos para nutrir y fortalecer el cabello). Estos vegetales son excelentes por la vitamina A y C que estimulan la segregación de las sustancias sebosas responsables de mantener el cabello hidratado y acondicionado de forma natural. Las legumbres y vegetales que crecen en vaina aportan proteínas, hierro, zinc y biotina, importantísimos para fortalecer el cabello y evitar que comience a perder calibre y romper. Zanahorias y cítricos, huevos y pescados azules del primer eslabón de la cadena alimenticia son maravillosos para brillo, salud y fuerza capilar.