Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cuidador de una guardería reconoce haber violado a una niña de dos años

Nadie podía imaginar a lo que de verdad se dedicaba Paul Wilson. Este británico de 20 años se aprovechaba de su condición de cuidador infantil para abusar de los menores que se quedaban a su cargo. Ante un tribunal, ha reconocido haber violado a una niña de dos años y ha admitido 47 delitos sexuales.
Ante el tribunal que lo juzga en Birmingham, Wilson se ha declarado culpable de dos cargos de violación de una niña de dos años y otros 45 delitos sexuales, entre los que se encuentran, la distribución de imágenes pornográficas y la incitación a menores para que participasen en actividades sexuales en Internet.
Además, según publica el diario The Sun, este joven cuidador se hacía pasar por distintas personas en la Red para ganarse la confianza de los menores y abusar de ellos posteriormente.
Una de sus víctimas, una chica de 17 años que ha decidido permanecer en el anonimato, ha asegurado sentir odio hacia Wilson. Así, ha explicado que en un primer momento ambos conversaron con normalidad por la red aunque después el joven la presionó para que se grabara en la webcam.
Después, el joven la amenazó con distribuir las imágenes en el caso de que no hiciese lo que él le pedía. "Estaba realmente asustada. Me sentí violada, traicionó toda mi confianza", ha señalado.
Wilson utilizaba los conocimientos de informática que tenía para crear una "comunidad" virtual con sus futuras víctimas. Incluso, se hizo pasar por un cazatalentos en busca de modelos para que las menores se relacionaran con él. En total creó hasta 23 identidades falsas.