Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cuerpo de Rayan ya se encuentra en Marruecos

Los restos de RayanCNN+
Las exequias por Rayan, el bebé sietemesino que falleció el lunes en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid por una negligencia médica, han comenzado ya en el pueblo de Mdiq ante el despliegue policial y la atenta mirada de los vecinos.
Pocos minutos después de que el avión que trasladaba el féretro aterrizase en el aeropuerto de Tetuán, la comitiva fúnebre se puso en marcha hacia Mdiq, pueblo natal de la madre de Rayan, Dalila Mimuni, quien hace dos semanas se convirtió en la primera víctima mortal de la gripe A en España.
Rezos en la mezquita
En Mdiq, la familia se ha congregado para rezar por Rayan en la mezquita cercana a la vivienda familiar del padre del niño, Mohamed el Uriachi.
Unos veinte medios de comunicación locales y extranjeros esperaban la llegada del féretro a la mezquita, junto a los parientes y algunos curiosos que se acercaron al lugar para comprobar qué motivaba el despliegue. Tras las honras fúnebres, el bebé será enterrado junto a su madre Dalila en el cementerio de Mdiq.
Avión fletado por el rey
Los restos mortales del niño llegaron a Marruecos en un avión militar fletado por el rey Mohamed VI, en el que también viajaron El Uriachi y la madre de Dalila, Aziza Ismaili.
En el aeropuerto esperaba el cortejo fúnebre, en el que se encontraba las familias de Mohamed y Dalila, así como el canciller del Consulado de España en Tetuán, Jesús Cuartero.